Al lado del rostro de Johana Ramallo y a metros del mural de Julio López, el Frente de Mujeres de Unidad Ciudadana, junto con la Asamblea Justicia por Emilia y la familia Uscamayta Curi pintaron ayer al mediodía, frente al palacio municipal de Julio Garro, la imagen de la joven estudiante de periodismo que falleció en enero del 2016 en una fiesta clandestina realizada en Melchor Romero.

“Esto es para recordarla a ella principalmente”, dijo a Contexto Eugenia Curi, madre de Emilia, en Plaza Moreno. “Esto también es para que vean que nosotros no nos olvidamos. Nunca nos vamos a olvidar de ella”, agregó.

La mujer destacó que esto se hace frente a la Municipalidad de La Plata porque allí están los funcionarios que permitieron que esa fiesta suceda. “El intendente no nos quiso atender nunca. No le conozco la cara a Garro”, denunció.

“Pintamos el rostro de Emilia en esta plaza para recordar a una compañera que murió injustamente cuando arrancaba la gestión de Julio Garro producto de la desidia de sus funcionarios”, explicó a Contexto Gabriela Chamorro, una de las referentes de la iniciativa.

Desde el Frente de Mujeres explicaron que esta pintada es en el marco de los preparativos camino al Paro Internacional de Mujeres que se va a realizar el 8 de marzo.

“Esta actividad de intervención se enmarca también en las organizaciones de las asambleas que estamos preparando para pensar y construir entre todas las mujeres la marcha del 8M”, sostuvo Chamorro.

“Es justamente la expresión de la violencia institucional, de la violencia a la que nos somete el modelo de exclusión, de hambre, de ajuste, que representa el neoliberalismo que lleva adelante Cambiemos”, agregó.

Por la causa de Emilia están imputados los cuatro empresarios organizadores de la fiesta clandestina: Carlos Bellone, Raúl “El Peque” García, Santiago Piedrabuena y Gastón Haramboure, único detenido aunque por otro hecho. Respecto a las responsabilidades políticas, sólo está imputado el por entonces secretario de Seguridad, Daniel Piqué.

Según explicó el abogado Adrián Rodríguez a Contexto, en los primeros días de febrero la casa fue pasada al Juzgado de Garantías Nº 6, a cargo de Fernando Mateos, y ahora se espera la resolución del pedido de elevación a juicio que hizo la fiscal Ana Medina. Los cargos serían “homicidio simple con dolo eventual en concurso real con dos hechos de desobediencia”.

“Estamos satisfechos con esta cuestión. Resta muchisimo y con esto me refiero a que todavía falta investigar la responsabilidad de los funcionarios municipales por hechos de corrupción que de alguna manera también fue un factor determinante para que se realizará una fiesta ilegal que finalmente la causara la muerte a Emilia”, explicó.

Cabe recordar que, a días de cumplirse dos años de la muerte de Emilia, su familia presentó una denuncia contra Garro bajo los cargos de “encubrimiento agravado, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”. ante la falta de control de las normativas vigentes en bares y boliches de la ciudad. En la causa, recién se están adoptando los primeros pasos.

“Es una causa que nos interesa mucho porque está comprometida la seguridad de todas las personas que quieren salir a pasar un momento de esparcimiento y no gozan de las garantías suficientes”, concluyó Rodriguez.