A menos de veinte días del inicio de las clases, el gobierno de María Eugenia Vidal y los gremios docentes tuvieron ayer la primera mesa técnica salarial. En el encuentro, la gestión acercó la propuesta que había trascendido en los medios: 15% de aumento a cobrar en tres cuotas trimestrales, la última en septiembre y sin cláusula gatillo. El Frente de Unidad Docente (Suteba, FEB, Udocba, UDA, AMET y Sadop) rechazó de modo unánime el ofrecimiento, lo calificó como “absurdo” y “disparatado” y espera de manera “urgente” una nueva convocatoria.

En la previa, los maestros habían anticipado que no aceptarían techos salariales del 15% y menos aún sin la cláusula gatillo, que permite ajustar los salarios de acuerdo con la escalada inflacionaria. Ayer remarcaron que consultoras privadas proyectan que para este año la inflación será de entre un 20% y un 25%, diez puntos por encima de lo que ofrece el macrismo.

En otro orden, todavía no hay fecha para una nueva reunión y los gremios no fijaron por el momento una medida de fuerza.

“Veníamos con otra expectativa porque la provincia tiene más de 40 mil millones de pesos y la gobernadora en campaña el año pasado dijo que quería mejorar el salario docente”. Baradel (suteba).

“Veníamos con otra expectativa porque la provincia tiene más de 40 mil millones de pesos y la gobernadora en campaña el año pasado dijo que quería mejorar el salario docente”, cuestionó el titular de Suteba, Roberto Baradel, luego de salir de la mesa técnica, en referencia al monto que recibió Vidal del gobierno nacional para compensar el Fondo del Conurbano.

“La gobernadora tiene la carta debajo de la manga y puede resolver este conflicto”, afirmó Miguel D%A