Tras la oleada de calor de los últimos quince días y ante el colapso en los servicios de luz y agua, las miradas de legisladores, organismos de control y la comunidad están puestas sobre la responsabilidad de las principales empresas prestatarias de dichos servicios. El clima de descontento por las graves fallas es acompañado ahora por el proyecto de ley que impulsa el diputado provincial por Unidad Ciudadana, Guillermo Escudero, para modificar la legislación 11.769 -concerniente a la prestación de energía eléctrica- y profundizar los controles e indemnizaciones ante cortes sin programar.

“Durante los últimos dos años, con el pretexto de ‘mejorar el servicio y la prestación para la gente’, se impulsaron modificaciones de tarifas. Lo que estamos viendo por cuadros comparativos es que el servicio sigue siendo deficiente. Teniendo en cuenta las condonaciones millonarias que han recibido las firmas, vemos que en La Plata la situación es lamentable”, dijo Escudero a Contexto. 

El legislador ayer se presentó junto a Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) ante el Órgano de Control de la Energía Eléctrica de la provincia (OCEBA) con un petitorio para que actúe de oficio y hasta tanto no se resuelva el conflicto con los usuarios afectados no se pongan en marcha los aumentos.

El legislador junto a DEUCO se presentó en OCEBA con un petitorio para que actúe de oficio y hasta tanto no se resuelva el conflicto con los usuarios afectados no se pongan en marcha los aumentos.

La iniciativa presentada por Escudero busca ampliar los artículos 62 y 67 de la ley con un nuevo inciso que garantice “relevamientos mensuales de áreas afectadas por cortes no programados” y establecer derechos tales como “no facturarle el día completo a quien ha sido afectado por el corte”. Asimismo, el proyecto busca “eximir a los usuarios de EDELAP de aumentos tarifarios por el término de un año, contando desde el 1 de enero de 2018”.

En la ciudad de La Plata y alrededores, la crisis de servicios de luz y agua fue grave: el Hospital San Martín se quedó sin luz durante casi una hora y en Ensenada hubo barrios que en el último mes estuvieron hasta una semana sin agua.

En diálogo con Contexto, el concejal platense Gabriel Bruera sostuvo que “los usuarios deben recibir el resarcimiento de las pérdidas provocadas por los cortes de luz”, así como también deberían “suspenderse los aumentos en todos los casos en que el servicio no se preste tal como es requerido”.

Zonas como Los Hornos, Villa Elvira, San Carlos y puntos del casco urbano como El Mondongo o barrio Hipódromo han sido los más afectados por cortes de energía eléctrica y suministro de agua. El edil asoció estos problemas con “una política general de Cambiemos para favorecer a las empresas” y con “una gestión municipal cuya política va en línea similar, aumentando de manera exorbitante las tasas de servicios, sin que estos hayan mejorado”.

“estos problemas tienen que ver con una política general de Cambiemos para favorecer a las empresas y con una gestión municipal cuya política va en línea aumentando de manera exorbitante las tasas de servicios sin que hayan mejorado”

Cabe recordar que durante el fin de semana de carnavales decenas de comerciantes en La Plata sufrieron cortes de luz y los servicios de atención telefónica no estaban tomando los reclamos.

“La empresa ha tenido una condonación de deuda de más de 1.700 millones de pesos, luego los paulatinos aumentos de tarifas, hasta diciembre último. Tuvieron beneficios económicos y, sin embargo, los cortes se mantienen cada vez que hay picos de temperatura”, dijo a Contexto el titular de DEUCO, Roberto Daoud. Además, remarcó la falta de propuestas por parte de la empresa para solucionar el problema y que, reconocido por la propia EDELAP, “persiste un 20% de la población que se mantiene al margen de las conexiones formales”.

Por otra parte, la empresa distribuidora de agua corriente ABSA también está en la mira del legislador, quien fue crítico con la intención de la firma de aumentar en un 40% la tarifa. “Tal como con la luz, acá vemos que la variable para que la empresa invierta es aumentarle al usuario. Vemos en los relevamientos que se está cobrando por un servicio que no se brinda como debería”, completó.

En tanto, desde DEUCO remarcaron: “Si hay aumentos, tienen que haber respuestas”.

La audiencia realizada hace diez días hizo visible el fuerte descontento de la comunidad platense frente al aumento estipulado por la empresa, aunque no tuvo mayores efectos para rediscutir la tarifa. Tanto vecinos como especialistas y referentes políticos locales expresaron su rechazo directo hacia la iniciativa.