El megadecreto de Mauricio Macri sigue cosechando críticas, y esta vez fue el sector pyme quien puso el ojo en las medidas que busca aplicar el gobierno nacional. Similar a los tratados de libre comercio que junto a su par brasileño Michel Temer intentaba efectuar en la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC), el presidente argentino facilita las importaciones, dejando sin efecto trescientas licencias no automáticas que protegen la industria nacional.

La Secretaría de Comercio a cargo de Miguel Braun eliminó el sistema de control de Licencias No Automáticas, facilitando el ingreso de más de trescientos productos industriales y volviendo a perjudicar al empresariado argentino.

“Esto significa realmente destruir más el mercado interno y las economías regionales”, dijo a Contexto Roberto Ratti, presidente de la Asamblea de Pequeños y Medianos Empresarios (APYME). “Esto nosotros lo vemos ya hoy con la liberación de importación de algunos productos. Que sigan levantando aún más barreras importadoras es para nosotros sumamente complejo”, remarcó el referente empresarial, quien destacó que “estas son exigencias de la OMC”.

Leo Bilanski, referente de Empresarios Nacionales para el Desarrollo, coincidió con APYME: “Está iniciativa abona un paso más a la destrucción de la industria nacional”.

Desde APYME destacaron que, según los propios números arrojados por el gobierno, la balanza comercial (el registro de las importaciones y las exportaciones) llegó el año pasado a un déficit de u$s 8.471 millones, 19,7% por encima de 2016, por lo que, de aplicarse este decreto, el sector industrial y los números de la balanza comercial se pondrán aún más en rojo.

la balanza comercial llegó el año pasado a un déficit 19,7% por encima de 2016, por lo QUE, de aplicarse el decreto, se pondrán aún más en rojo.

Los Empresarios Nacionales para el Desarrollo sostienen que la balanza comercial volverá a favorecer a los empresarios extranjeros. “Esta es una decisión más que fortalece la apertura indiscriminada de importaciones que viene realizando el gobierno nacional desde diciembre de 2015”, sostuvo Bilanski.

“Esta es una decisión más que fortalece la apertura indiscriminada de importaciones que viene realizando el Gobierno nacional desde diciembre de 2015”

Los sectores más afectados por las importaciones son fundamentalmente los textiles y los manufactureros. La eliminación de las Licencias No Automáticas facilitará el ingreso de laminados de acero, aluminio semielaborado, polipropileno, poliestireno, PVC e hilados de algodón, entre otros productos.

“Con este panorama, la pequeña y mediana empresa se va a tener que adaptar con lo que quedé en el mercado para producir”, consideró Bilanski.

Durante la cumbre de la OMC en nuestro país, las pymes se mostraron muy críticas a los tratados de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea que buscaban flexibilizar las importaciones. “Esto es parte de las recomendaciones de la OMC y la OCDE (Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos), quienes sugirieron que debíamos ‘crecer’. Y acá estamos: con un decreto convalidando este tipo de cosas”, remarcó Ratti.

“Esto ratifica un proyecto con un eje central en la liberación total del comercio, sin la intervención del Estado, con la liberación financiera y la flexibilización laboral. Esto tiene que ver con el eje central de la política económica de este gobierno”, sostuvo el presidente de APYME.