En medio de la feria judicial, el juez Javier Constantino dictó una orden ilegal de allanamiento a la sede de Madres de Plaza de Mayo sin notificación alguna y con la amenaza del uso de la fuerza pública para ingresar al lugar. Las Madres, junto con militantes de derechos humanos y referentes políticos, resistieron adentro y sostuvieron que con este accionar “la connivencia del Ejecutivo y el partido judicial se evidencia una vez más”.

Este nuevo capítulo de persecución macrista es en el marco de la causa por los juicios de los extrabajadores del proyecto Sueños Compartidos. “Lo que hicieron fue habilitar la feria y designar un nuevo escribano para venir en el marco de la quiebra de la fundación, por la que pretenden embargar cosas”, explicó a Contexto Juan Manuel Morente, abogado de las Madres.

“Lo ilegal es que se hizo durante la feria judicial”, sostuvo Morente, quien remarcó que para habilitarla “no están una situación de urgencia ni una situación excepcional de riesgo. Simplemente lo hacen para molestar. Es una cuestión política”.

Ante esta situación, la defensa de Madres presentó “la nulidad por la violación a los derechos de defensa” y la sede, ubicada frente a la Plaza de los dos Congresos, fue cerrada con integrantes de Madres y militantes de derechos humanos dentro, resistiendo el nuevo embate hacia la organización.

“No existen argumentos. Esto se podría haber hecho el jueves (cuando finaliza la feria). Lo hacen simplemente para que no haya nadie y puedan meterse”, consideró el abogado.

“Defendemos esto que es del pueblo. Nosotros no queremos dejarle nada a ningún gobierno ni a ningún partido. Esto es de todos ustedes”, dijo Hebe de Bonafini, titular de Madres de Plaza de Mayo, en conferencia de prensa.

Hebe manifestó que van a resistir en la sede lo que sea necesario. “Esto es del pueblo y es para todos. Tenemos la obligación de defenderlo. Acá están nuestros hijos y los otros hijos que vinieron después, y todos ustedes, que son los dueños de esto. Esto no le pertenece a nadie en especial. Al único al que no le puede pertenecer es al gobierno de Macri. Contra eso nos vamos a defender.”

La orden de Constantino habilita a la sindicatura responsable del allanamiento a requerir el auxilio de la fuerza pública, así como a allanar domicilios e incluso a clausurar la sede del organismo. Desde Prensa de Madres, consideraron este accionar como “un nuevo capítulo del plan de persecución a las Madres, ya que habilitaron la feria judicial de manera ilegal y sin fundamento, con intervención del Ejecutivo y sin notificar a las Madres”.

“La clausura es lo que menos les interesa. Ellos se quieren apropiar de lo que nunca en la vida soñaron que iban a tener. Estos son acuerdos que tienen con los militares: borrar la memoria, borrar la historia, pedir reconciliación, pedir perdón; eso es lo que ellos quieren”, denunció Hebe.

Desde que asumió Cambiemos al gobierno, las embestidas judiciales se han ido intensificando. En agosto de 2016, el juez Marcelo Martínez de Georgi ordenó la detención de Hebe de Bonafini, aunque luego desistió ante el masivo repudio. Sin embargo, casi un año después, el mismo magistrado decidió procesarla por considerarla “partícipe necesaria” del delito de “defraudación a la Administración pública por administración fraudulenta”, en el marco de la causa Sueños Compartidos. Posteriormente decidieron avanzar sobre el Instituto Universitario de Madres, interviniendo ilegalmente hasta el día de la fecha.

“Con las Madres no”

Al conocerse la noticia sobre el intento de allanamiento, las redes sociales se hicieron eco con el hashtag #ConLasMadresNo, que reunió el apoyo de políticos, organizaciones de derechos humanos y sindicatos.

“El Poder Judicial que suelta a genocidas allana la Casa de la Madres. Nuestro repudio a una nueva persecución a la Asociación Madres de Plaza de Mayo”, manifestaron desde la cuenta de H.I.J.O.S. Capital.

El titular de la CTA de los Trabajadores y diputado nacional Hugo Yasky también se manifestó al respecto. “El Partido Judicial ordenó allanar la Casa de las Madres en feria judicial sin notificación, ¿era esto lo que pedía Massot?”, sostuvo en referencia a las recientes declaraciones del jefe del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Nicolás Massot.

“No es un allanamiento. Es otro atropello judicial”, consideró Agustín Rossi, diputado nacional y presidente del bloque de Unidad Ciudadana.

“Siguen avanzando contra los derechos humanos y contra quienes los defienden”. tuiteó la legisladora Laura Penacca, quien por otra parte explicó en las redes que desde Unidad Ciudadana de CABA presentaron “un proyecto de ley para declarar patrimonio histórico y cultural de la Ciudad la Casa de las Madres hace ya 5 meses, Cambiemos nunca quiso darle tratamiento”.