Bancarios y jubilados del Banco Provincia se movilizaron este jueves hacia la casa central de esta institución en La Plata a fin de expresar otra vez su rechazo a la reforma de su caja previsional y sus condiciones retiro, ya que la consideran perjudicial para los trabajadores y para la entidad. La concentración no pretendía ser masiva, sino mantener vivo el reclamo mientras se prepara el lanzamiento de “un plan de lucha” que incluirá paros y acciones callejeras.

“Salimos de un proceso de Conciliación Obligatoria que no sirvió para nada porque el diálogo no fue fructífero, y por eso ahora estamos listo para lanzar un plan de lucha que incluirá un paro”, explicó en rueda de prensa Federico Bach, secretario general de la seccional platense de La Bancaria.

Bach también confirmó que están preparando “una gran movilización en La Plata” para el día que el sindicato vaya a la Justicia para declarar “inconstitucional” la normativa aprobada en diciembre en la Legislatura a pedido de la gobernadora María Eugeni Vidal. La ley no fue acompañada por los bloques de Unidad Ciudadana, espacio que también denunció un tratamiento exprés.

Bach: “Salimos de un proceso de Conciliación Obligatoria que no sirvió para nada porque el diálogo no fue fructífero, y por eso ahora estamos listo para lanzar un plan de lucha”.

“Lo que más nos preocupa es que traslada al Banco la responsabilidad de cubrir el déficit de nuestra caja, por lo que en un par años vamos a estar hablando de un banco deficitario, y seguramente una idea de privatización”, agregó Bach.

Las modificaciones de Cambiemos elevan gradualmente la edad jubilatoria desde los 57-60 años actuales hasta los 65, y reducen el cobro de las jubilaciones en relación con los salarios de los activos, de un 82% a un 60%.

También se rompió con la movilidad automática. Antes, las jubilaciones se actualizaban cada seis meses de acuerdo con la variación porcentual de los salarios de los activos en un 50% y un segundo 50% que contempla la evolución de la recaudación. Ahora se actualizarán trimestralmente en marzo y septiembre, como indica el índice de movilidad establecido por la Ley nacional N° 26.417 del macrismo.

Otra consecuencia es que rompió la ligazón entre los trabajadores activos y los pasivos en la lucha sindical, ya que los asalariados dejarán de representar a los retirados en las paritarias. Estas ideas son, en definitiva, las que Gobernación quiere aplicar para el IPS de todos los empleados del Estado bonaerense.