La presión de los gremios y de los bloques opositores parece haber frenado, por ahora, las reformas que María Eugenia Vidal tenía para el Instituto de Previsión Social (IPS) de la provincia. Según afirman diversos medios oficialistas, el rechazo generado y el camino a las siempre agitadas mesas paritarias hicieron que la gobernadora ponga paños fríos en el asunto y patée la discusión para más adelante.

Christian Gribaudo, titular del IPS, lo había adelantado: pasado el ajuste previsional en Nación, la discusión se iba a trasladar a Provincia. “Este año comenzaremos a trabajar lo que tiene que ver con un sistema más previsible y más sustentable en la provincia de Buenos Aires, que tenga que ver con esto que decíamos recién: con la edad, con los aportes, y trabajar en regímenes que no sean distintos en todo el país”, dijo el funcionario a La Capital de Mar del Plata.

Gribaudo evidenció así que la reforma previsional de Provincia tendría tintes similares a Nación. De esta forma, la propuesta planteada como un emparejamiento o armonización con el régimen de ANSES pone en peligro el IPS y viola el principio de progresividad –si hay un cambio, debe ser para mejor– consagrado en la Carta Magna bonaerense y en varios pactos y protocolos internacionales.

Ante este panorama, el bloque de diputados de Unidad Ciudadana (UC) presentó el último viernes un proyecto de ley para declarar de “interés público” los sistemas jubilatorios actuales y la “intangibilidad de los fondos del IPS y de sus fuentes de financiamiento”, buscando resguardar así los recursos del Instituto.

“Lo que planteamos es justamente que esos fondos del IPS no pueden ser tocadas”, explicó en declaraciones radiales la diputada Florencia Saintout, presidenta del bloque de UC-PJ.  “Los trabajadores pasivos ya han sido tocados a nivel nacional y ahora se plantea ir sobre sus jubilaciones y sus cajas a nivel provincial.”

Florencia Saintout: “Los trabajadores pasivos ya han sido tocados a nivel nacional y ahora se plantea ir sobre sus jubilaciones y sus cajas a nivel provincial”.

Desde el Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA) explicaron que la reforma del Instituto es sumamente perjudicial para los docentes. “Desde el año pasado venimos advirtiendo que hay un proyecto de la gobernadora Vidal que plantea una reforma en el IPS, que en realidad lo que hace es destruir el sistema jubilatorio de los docentes”, explicó a Contexto María Laura Torre, secretaria adjunta de SUTEBA.

Desde el sindicato detallaron que los trabajadores de la educación, además de perder la elección del mejor cargo para jubilarse, perderán también la movilidad jubilatoria, que hoy está entre el 75 y el 85% del cargo con el cual se jubilan. Con la reforma de Vidal “nos pasan a la movilidad de ANSES, que es un 82% móvil del sueldo mínimo vital y móvil, no del sueldo docente”, destacaron.

“Por otro lado, nos aumentan la edad jubilatoria a los hombres hasta diez años más y a las mujeres cinco años más”, explicó Torres, quien destacó que el primer paso ya lo dieron con los bancarios.

“Desde el año pasado venimos advirtiendo que hay un proyecto de la gobernadora Vidal que plantea una reforma en el IPS, que lo que hace es destruir el sistema jubilatorio de los docentes”. Laura Torre.

Con esta reforma en curso, desde los sindicatos docentes manifiestan su rechazo absoluto y están yendo a hablar con cada legislador bonaerense para que no dejen aprobar (por votación o por dar quorum) el proyecto, que desde diferentes medios aseguran que Vidal pausó para calmar las críticas de la oposición.

La primera estocada hacia el sistema de jubilaciones y pensiones de los bonaerenses fue en el Banco Provincia, impulsando una modificación del régimen de retiro y el cálculo del haber inicial de los trabajadores, proyecto que fue aprobado de forma exprés con un fuerte rechazo de los trabajadores, que lograron ante el Ministerio de Trabajo conseguir una conciliación obligatoria. Finalizada la misma esta semana, mañana concentrarán en la casa matriz de La Plata.

“A todas luces, el avance sobre la derogación de la Ley N° 13.364 que regulaba la Caja de Jubilaciones de mis compañeros y compañeras del Banco Provincia fue la punta de lanza para hacerse del IPS. La gobernadora, al igual que Macri, cree que las y los trabajadores tienen ‘privilegios’, no reconociendo la lucha, las conquistas y en particular los aportes que han realizado tanto los bancarios del Banco Provincia como, por ejemplo, las y los docentes”, dijo a Contexto el diputado provincial Miguel Funes, de la Comisión Gremial de La Mutual.

Para el diputado, Vidal desacreditó el reclamo de los bancarios hablando de privilegios, omitiendo el aporte del 19% de todos los pasivos y activos del sector. “Por eso hemos realizado paros contundentes, asambleas donde la participación masiva merece ser subrayada, y con actividades impulsadas por nuestros jubilados y jubiladas volanteando entre los clientes para romper este cerco mediático infame con el que cuenta ‘la serpiente Vidal’;  porque leonas son las Madres de Plaza de Mayo, que luchan contra la violencia institucional”, agregó Funes. “Creo que Vidal, si avanza, está subestimando al arco sindical estatal, más allá del desprecio que siente por este.”