Con Gendarmería, el gobierno buscó intimidar el reclamo en el Hospital Posadas

Con un paro de 24 horas en marcha, los trabajadores del Posadas se movilizaron y concentraron el día de ayer en las puertas del hospital ubicado en Morón para exigir la reincorporación de los 122 despedidos y la continuidad de los servicios que estos prestaban, pero cuando la columna avanzaba fueron recibidos por un cordón de seguridad que buscó acallar el reclamo.

335

“En vez de dar respuestas las autoridades o el ministro, nos tenemos que ver las caras con Gendarmería”, dijo a Contexto Luis Lichtenstein, secretario gremial de la Asociación de Profesionales de Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP) en el Posadas.

Cabe recordar que, el 15 de enero, 122 trabajadores recibieron la noticia de que estaban despedidos, y al día siguiente ya no pudieron ingresar a su puesto laboral, quedando así sin una cantidad importante de profesionales un hospital emblemático como el Posadas, que depende del Ministerio de Salud de la Nación conducido por Adolfo Rubinstein.

Los trabajadores acudieron el jueves a esa cartera, pero no obtuvieron respuesta por parte de las autoridades ministeriales. En la misma línea se manejan los directivos del hospital, que ayer se escudaron tras una fuerte presencia policial para no recibirlos. “Nos dijeron que teóricamente nos van a llamar un día que no haya ni paro ni asamblea. Esto y no querer hablar es más o menos lo mismo”, sostuvo Lichtenstein.

“Nos dijeron que teóricamente nos van a llamar un día que no haya ni paro ni asamblea. Esto y no querer hablar es más o menos lo mismo”

Después de minutos de tensión y con la intervención de la referente de Madres de Plaza de Mayo Nora Cortiñas y diferentes legisladores que se hicieron presentes en el lugar, las fuerzas policiales retrocedieron y se pudo realizar la asamblea prevista, donde se exigió la reincoporación de los trabajadores y se apunto al gobierno por la militarización del lugar.

“En la situación del Hospital Posadas podemos ver todas las características del gobierno de Macri y Vidal: ajuste, desempleo, recorte y privatización de derechos. Militarizaron el hospital para amedrentar y disciplinar la lucha en defensa de la salud pública. Saben que el ajuste no cierra sin mover las fuerzas represivas”, dijo la diputada nacional por Unidad Ciudadana Mónica Macha, quien se hizo presente para solidarizarse con los trabajadores.

Nora Cortiñas, además de dialogar con las fuerzas policiales para que no avancen, pidio por la continuidad de los trabajadores. “No pueden reemplazar a la gente que se formó poniendo el cuerpo y especializándose día a día. Es imposible tomar gente para asumir un cargo que va a dejar a lo mejor que un paciente se muera porque no tiene la especialidad. No lo tenemos que permitir”, sostuvo.

Desde CICOP explicaron que la cantidad de despedidos “impacta muy fuerte” en el Hospital Posadas, teniendo en el foco las especialidades de unidad coronaria, enfermería, terapia pediátrica, neonatologia y la técnica inmunohistoquímica, que se dedica a hacer los estudios para los pacientes con cáncer. Esta última especialidad fue la más afectada al despedir a Karina Almirón, la única especialista en este sector con más de quince años de antigüedad.

Precisamente, Almirón denunció que las autoridades buscan contratar personal tercerizándolo. “Están entrevistando monotribustistas que no tienen todavía su título ni matrícula. Y también van a tercerizar algunas áreas, como ya hicieron con limpieza y mantenimiento. Quieren hacer lo mismo con alimentación y los ascensores”, advirtió.

La especialista en oncología despedida, Karina Almirón, denunció que las autoridades buscan contratar personal tercerizado.

Por otro lado, los despedidos corresponden en su mayoría al turno noche, y desde los gremios señalan que esto no es casual, ya que los profesionales del horario nocturno se han organizado denunciando ante la Justicia la flexibilización laboral que buscaban impartir las autoridades extendiendo la jornada laboral a doce horas, logrando un amparo de la jueza Martina Forns de San Martín. 

Justamente, 17 de los 23 delegados de CICOP fueron despedidos. “Hay revanchismo”, consideró Lichtenstein, y agregó que “hay un ataque antisindical a nuestro gremio, esto está clarísimo”.

Tras la jornada del día de ayer, los trabajadores del Posadas decidieron en asamblea realizar un nuevo paro de veinticuatro horas con una movilización al Ministerio de Salud de la Nación, para posteriormente avanzar hasta el Ministerio de Modernización, siendo esta cartera la encargada de la “reestructuración” de Cambiemos, traducida en ajuste y despidos.