El panorama financiero para los medios gráficos del país es cada vez más preocupante. Tras el pedido de declaración de emergencia laboral en empresas periodísticas, impulsado a fines de 2017 tras contabilizar 2.500 despidos desde la llegada de Macri al poder, los paulatinos cierres de medios impresos suman cada vez más puestos de trabajo perdidos en el mapa de prensa. A este entramado se sumó el diario Hoy de La Plata, que, tras la detención de su dueño Marcelo Balcedo en Uruguay, enfrenta un limbo administrativo que amenaza con una reducción drástica del personal estable que hoy emplea a doscientos trabajadores.

En la empresa, donde la madre del sindicalista, Miryam Renée Chávez de Balcedo, asumió la dirección, se viven horas de tensión ante la amenaza de realizar un drástico recorte que podría alcanzar al 70% del personal y una reestructuración total del diario. En el transcurso del día de ayer comenzaron a circular notas de despido a camarógrafos, editores y fotógrafos, que luego fueron desestimadas por el Sindicato de Prensa Bonaerense (SIPREBO). Sin embargo, la directora anunció que el diario no saldrá hasta el próximo martes.

“Sabemos que pretende dejar el diario funcionando con un 20% de los que estamos hoy. Ya había echado sólo de palabra a catorce compañeros y ahí decidimos hacerle frente. Pero sabemos que puede tener cualquier reacción, así que estamos a la espera”, dijo un trabajador del Hoy a Contexto.

La nota de despido que recibieron fotógrafos y trabajadores del área audiovisual.

Por su parte, el titular del SIPREBO, Antonio Guillén, adelantó que llamaría a declarar un estado de alerta y movilización ante la situación. El gremio mantuvo en la tarde de ayer una reunión de emergencia con los trabajadores para conocer de cerca la problemática.

“Los trabajadores son ajenos a lo sucedido con Marcelo Balcedo. Lo cierto es que han quedado todas las cuentas congeladas, bloqueadas. Por ende, no hay disponibilidad de fondos para pagar los sueldos de enero el mes próximo. Al no estar el director, la señora Chávez de Balcedo tomó el poder, asumimos que por ser parte del Directorio, y en una primera reunión dijo que no había fondos para cubrir la estructura y que habría que reducirla en un 70%”, expresó Guillén.

En una reunión que Guillén mantuvo con Chávez de Balcedo, la directora aseguró que le es “imposible mantener la estructura del diario sin despidos”. En asamblea, los trabajadores decidieron que permanecerían en el edificio. La directora se retiró de la redacción escoltada por la policía.

La crisis de los medios

El conflicto que atraviesa el Hoy no es ajeno al que viven de manera generalizada los medios bonaerenses, hoy en jaque entre el déficit financiero por la imposibilidad de cubrir gastos.

Sólo en la provincia de Buenos Aires, publicaciones tradicionales como El Popular de Olavarría, Nueva Era de Tandil o El Norte de San Nicolás han reducido sus ventas de manera sustancial.

Asimismo, esta semana se supo el inminente final de la edición impresa de la revista El Gráfico, tras casi cien años de trayectoria. Su cierre representa tanto un fuerte golpe simbólico a un medio emblemático, como la sumatoria de más despidos en el ámbito gráfico.

El exdirector de la agencia Diarios del Interior Bonaerense (DIB) y actual titular de la Cámara de Diarios y Periódicos Pymes de la Provincia de Buenos Aires (CADYPBA), Jorge Déboli, sostiene que los medios gráficos enfrentan “una situación terminal, ya que es inviable tener un diario”.

En diálogo con Contexto, Déboli explicó: “Los diarios locales sólo obtienen dos ingresos, que son la publicidad y la venta del ejemplar. Ha habido caídas de ventas del 30% y 50% en los últimos dos años. En el caso de los medios en papel, con un precio por arriba de los 12 mil pesos la tonelada, es muy difícil de sostener”. Déboli aseguró que en las pymes periodísticas no es distinto que en las medianas empresas en general, asfixiadas por las políticas aplicadas en los últimos dos años. Para las empresas periodísticas en general, existe un amplio porcentaje que ya no mide para los planificadores de pauta comercial y han quedado marginadas del circuito comercial.

En este sentido, Antonio Guillén agregó: “Hoy por hoy tenemos el caso de la agencia DIB, una de las principales en la provincia, está pidiendo el REPRO, que es una suma de dinero que otorga el Estado a empresas que están en crisis para que puedan pagar sueldos. Muchos de los diarios de DIB están con serias dificultades, también les firmamos este recurso”.

No obstante, sobre la situación del Hoy, el titular de SIPREBO expresó: “La familia Balcedo no pueden decir que el diario no es rentable después de 25 años de vigencia. Si un miembro de la familia tiene ingresos para pagar un auto de 500.000 dólares, no puede desentenderse de esta situación. La empresa tiene créditos a su favor por publicidades y ese dinero puede ser canalizado, con intervenciones judiciales, para pagar los sueldos”.