El déficit estructural que atraviesan los hospitales de la provincia de Buenos Aires tiene su referencia más preocupante en el Hospital Interzonal de Agudos (HIGA) General José de San Martín, la institución médica más importante de La Plata a la que son derivados pacientes de toda la región y que hoy será escenario de una protesta de trabajadores y gremios para denunciar las calamitosas condiciones en que se encuentra el centro de salud.

Hacia noviembre del año pasado ya se había denunciado el faltante de insumos, medicamentos y aparatología, a lo que ahora se suma la falta de higiene y el deterioro edilicio, factor que esta semana se reflejó en un apagón eléctrico que obligó a los enfermeros y médicos a alumbrarse con celulares e improvisar un operativo de emergencia para salvar vidas.

“La falta de personal en áreas tan importantes como Enfermería e Higiene Hospitalaria llegó a un límite donde se pone en riesgo la vida de trabajadores y trabajadoras debido a la sobrecarga laboral constante, así como también la salud, y por lo tanto también la vida, de pacientes que recibimos cotidianamente”, expresaron desde el área de Salud bonaerense del gremio estatal ATE.

“La falta de personal en áreas tan importantes como Enfermería e Higiene Hospitalaria llegó a un límite donde se pone en riesgo la vida de trabajadores”

A través de un comunicado, remarcaron que “la desidia y el abandono de uno de los hospitales más importantes de la provincia de Buenos Aires, que cuenta con enormes profesionales y no profesionales de la salud, es inadmisible”.

Durante 2017, el San Martín entró en la mirada pública a partir de las fallas técnicas que provocaban que los ascensores cayeran con pacientes dentro. Este hecho visibilizó una problemática de fondo respecto de la desidia y el abandono por parte del gobierno provincial, el ajuste en el personal y la sistemática desfinanciación.

Al respecto, la referente gremial del sector, Eliana Aguirre, explicó a Contexto que “el presupuesto es cada año menor”. Y explicó que hay falta de personal en área claves como Enfermería e Higiene Hospitalaria, y que esos son los sectores más postergados. “Necesitamos nombramientos urgentes en esas áreas”, redondeó.

Ante la grave situación, trabajadores del HIGA en conjunto con delegaciones de ATE, CICOP y otros gremios del sector se manifestarán hoy frente a las puertas de la sede ubicada en 1 y 69 de la capital provincial. También se acercarán trabajadores de otros sectores afectados por los despidos y recortes en provincia, como el Ministerio de Trabajo o la recientemente disuelta Unidad Ejecutora Provincial.

Los trabajadores del HIGA en conjunto con delegaciones de ATE, CICOP y otros gremios del sector se manifestarán hoy frente a las puertas de la sede ubicada en 1 y 69 de la capital provincial.

Según denunciaron los trabajadores del centro de salud, el corte de luz del sábado a la madrugada dejó sin respiradores la sala de neonatología por una falla en los generadores eléctricos y en las propias baterías que tienen los aparatos para extender su funcionamiento los primeros minutos después de cortarse la energía. En ese momento, ocho bebés recién nacidos quedaron sin asistencia respiratoria mecánica por al menos treinta minutos, que fue lo que duró el arreglo.

La situación ya tiene sus derivaciones políticas. La presidenta del bloque de Unidad Ciudadana en el Senado bonaerense, María Teresa García, acaba de presentar un pedido de informes para que Gobernación se expida sobre lo sucedido.

En particular, la legisladora requiere datos sobre “los motivos por los cuales no funcionaron los generadores eléctricos en la madrugada del sábado 13 de enero de 2018”. Además, pretende saber cuál es la “situación de los generadores eléctricos de los hospitales de la provincia de Buenos Aires, así como también cuáles son los sistemas de emergencia ante fallas de los mismos”.

Según informaron desde ATE, del presupuesto asignado a salud para 2017 –que ronda los 30 millones de pesos– casi la mitad se encuentra sin ejecutar. Aguirre también remarcó que existe un reciente recorte de días de franco en el área de Enfermería, ya que el personal vigente no da abasto.

García también de cuenta de eso: “El informe de la Contaduría General muestra una importante subejecución del Gobierno en el área de Salud durante 2017. En el Programa Materno Infantil tenían asignados $500 millones y solamente se ejecutaron $191 millones. En el Plan Provincial contra el Cáncer contaban con $606 millones y fueron ejecutados sólo $104 millones”

En tanto, una de las referentes políticas locales que se pronunció frente a la situación fue la diputada provincial de Unidad Ciudadana Florencia Saintout. “Desde la asunción de este gobierno hemos visto que el sistema de salud pública se ha deteriorado considerablemente por falta de inversión. Sin embargo, en la provincia de Buenos Aires, por iniciativa de María Eugenia Vidal, no se utilizaron casi 18.000 millones de pesos destinados a esta área para 2017.”

“Es imprescindible que se destinen los fondos necesarios para garantizar el acceso a este derecho. La salud de las y los bonaerenses debe ser un asunto prioritario para nuestra gobernadora”, completó.