Tras paralizarse en 2015 el plan de 142 viviendas del programa Ellas Hacen en la zona platense de Melchor Romero, el predio quedó en el abandono absoluto y el pasado miércoles 10 de enero fue tomado por grupos organizados. Las trabajadoras que quedaron a la deriva desde la llegada del macrismo al poder se movilizaron ayer y cortaron el centro platense para exigir la reanudación inmediata de las obras que ellas mismas iniciaron.

Durante las primeras horas de la mañana de ayer, un grupo de las casi setecientas trabajadoras del Ellas Hacen realizaron un corte en la zona de 12 y 53, frente a la Torre I anexa al palacio municipal. Las compañeras ya habían realizado en esa misma sede una presentación judicial formal para pedir el desalojo del predio.

“En la Secretaría de Tierra y Hábitat y nos dijeron que en ese mismo momento estaban desarrollando el desalojo, lo cual no sucedió. Por eso nos volvimos a juntar para exigirle respuestas a las autoridades”, dijo a Contexto María del Carmen Rossi, beneficiaria del programa.

Según informó la trabajadora, todas las miradas apuntan al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, conducido por Carolina Stanley, organismo a cargo que, tras la llegada de la gestión de Cambiemos en 2015, decidió paralizar el programa y retener en un limbo administrativo los puestos de trabajo de todas las beneficiarias.

“Fueron ellos quienes nos dijeron en su momento que no siguiéramos con la construcción y que no podíamos ir más al predio. Y también ellos quienes no bajan los fondos para que la construcción se termine, ni que la CNCT pueda realizar el mantenimiento necesario del predio”, dijo Rossi en referencia a la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, organismo que coordinó el desarrollo del Ellas Hacen durante su funcionamiento.

Tras el abandono de la obra, el alambrado fue robado y las decenas de casas quedaron sin vigilancia. Según aseguraron las trabajadoras, persiste un vaciamiento del programa, donde las beneficiarias pasaron de un sistema de capacitaciones de oficios parar construcción que luego aplicarían, a un presente en el que sólo son citadas de manera semanal para tomarles lista y no realizan ninguna actividad.

“Hasta donde nosotras habíamos estado trabajando, quedaron terminadas por completo unas veinte casas aproximadamente. En total, hay unas 125 en pie”, aseguró Rossi.

“Hasta donde nosotras habíamos estado trabajando, quedaron terminadas por completo unas veinte casas. En total, hay unas 125”

Tras el corte en las inmediaciones de la Municipalidad, las trabajadoras se dirigieron a la DDI para averiguar el estado de las denuncias por usurpación de terrenos. Por lo pronto, aseguraron que continuarían insistiendo con presentaciones judiciales y siguiendo de cerca su curso.

“Vamos a buscar un abogado que nos patrocine y acompañe para poder llevar las acciones legales con la mayor rigurosidad posible”, agregó Nancy Echeverría, otra de las beneficiarias del programa. El reclamo fue acompañado por la diputada provincial, Florencia Saintout, quien se acercó para conocer de cerca la problemática.

Tras horas de permanencia, las trabajadoras lograron concretar una nueva reunión en la Torre I hoy a partir de las 10 de la mañana, donde esperan retomar la discusión sobre la finalización de las obras frenadas hace más de dos años.

Cabe recordar que el programa estatal llegó a La Plata tras la inundación de 2013, siendo un plan de contención y apoyo a las mujeres y fundamentalmente una solución habitacional, por lo que las beneficiarias, con ayuda de talleristas de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo, durante un año y medio construyeron sus casas.

Durante su funcionamiento, el programa fomentó la finalización de estudios primarios o secundarios, talleres de alfabetización y capacitaciones entre las cooperativistas, con un fuerte anclaje prioritario en aquellas mujeres madres de familias numerosas, con hijos con discapacidad o víctimas de violencia de género.