Así como sucedió en la Unidad Ejecutura Provincial (UEP) del Ministerio de Eduación, la Dirección Provincial de Descentralización fue disuelta por las autoridades provinciales. La explicación dada desde la Dirección de Personal fue que los 146 trabajadores, quienes se encontraron sin poder acceder a sus puestos laborales, estarían a disposición para un posterior reacomodamiento.

La Dirección disuelta contaba con diez Centros Regionales de Desarrollo Social en la provincia encargándose de acercar las políticas de esta cartera al territorio y de trabajar en conjunto con los municipios.

Según la normativa que lo creó, este organismo, articulaba políticas para elevar “la productividad de cada economía local, contribuyendo a la creación de empleos genuinos y a la reducción de la pobreza, generando oportunidades para la inclusión y el acceso de toda la población a los beneficios del desarrollo económico y social de cada región”.

Con la ola de despidos en el sector público, los trabajadores temen por su continuidad laboral y la de las políticas que se llevan a cabo. “Venimos denunciando un vaciamiento. El achique que quieren hacer en la planta de estatales lleva a más vaciamiento. Lo están haciendo en todos los Ministerios con un recorte”, explicó a Contexto Luna Lugo, delegada de ATE, quien advirtió que diversos programas de Desarrollo Social han sido desarticulados o desaparecidos.

“Vidal quiere achicar el Estado profundamente reduciendo todo. Cada vez nos dejan con menos tareas: es el achique en la Administración pública”, consideró Lugo.

Los trabajadores advierten que ni el jefe de Gabinete ni el ministro los han recibido, por lo que no tienen garantías respecto a la estabilidad laboral. “A Lopez Medrano nunca le vimos la cara. Tenemos un pedido de reunión hace más de dos meses y no nos da ninguna respuesta. No le conocemos la cara: nunca nos atendió”, remarcó la delegada.

Este achicamiento del Estado provincial no sólo se ve en la UEP y en Desarrollo Social, sino que también alcanzó a otros organismos. Según advirtió Carlos Díaz, secretario adjunto de ATE provincia de Buenos Aires, situación similar atraviesan Niñez, Justicia, Producción, Trabajo y Ministerio de Gobierno, por lo que, en un panorama de ajuste, los trabajadores estatales realizarán hoy un paro regional general y una movilización desde la UEP hasta la gobernación a las 10 hs.

“Vamos a reclamar la reincorporación de los trabajadores de la Unidad Ejecutora Provincial y de otros organismos provinciales”, dijo Diaz. ATE también movilizará en rechazo a las reformas (laboral, previsional, sanitaria y educativa), y exigiendo la reapertura de paritaria, el pase a planta de los trabajadores y el cese de la represión.