Trabajadores estatales se manifestaron ayer al mediodía en la Torre I de Plaza Moreno, en La Plata, contra los casi cien despidos que efectuó la gestión de María Eugenia Vidal en distintas dependencias ministeriales del Estado bonaerense.

“Por una Navidad sin despidos” fue la consigna de la concentración organizada por el gremio ATE que juntó a trabajadores de los ministerios de Educación, Salud, Justicia, Infraestructura y Producción.

Desde el sindicato que depende de la CTA Autónoma denunciaron que en la última semana autoridades ministeriales notificaron las cesantías de empleados precarizados, en su mayoría contratados hasta el 31 de diciembre a quienes no les renovarán, pero también de planta permanente desde hace varios años.

Los despidos se dan en el marco de la tercera reforma del Estado que realiza la gobernadora en los dos años que lleva de gestión con el fin de “ahorrar gasto político”. A partir de la Ley de Ministerios que la Legislatura aprobó días atrás, distintas áreas del Estado han cambiado de órbita. Y la otra ley que afecta a estatales, pero municipales, es la Ley de Régimen Provincial de Responsabilidad Fiscal, que entre otros puntos congela la incorporación de trabajadores. En la última sesión del año del Concejo Deliberante, La Plata adhirió a ella.

Los más de trescientos estatales visibilizaron su situación laboral a través de una radio abierta montada sobre Plaza Moreno, frente a la Torre I, y con un bocinazo en el semáforo de la esquina de 12 y 51.

“Decidimos conectarnos entre trabajadores de distintos ministerios para decirle a Vidal que queremos una Navidad sin despidos, para que se visibilice que esta gobernadora está despidiendo trabajadores estatales a esta altura del año, a días de las fiestas; es una decisión inhumana”, dijo a Contexto César Baliña, secretario gremial de ATE.

Los trabajadores afectados pertenecen al Centro de Protección a la Víctima (CPV) (Justicia), a la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) y a la Dirección provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP) (Educación), a la Subsecretaría de Acción Cooperativa (Producción) y a la Subsecretaría de Niñez y Adolescencia. A su vez, delegados del Ministerio de Salud advierten que no serán renovados contratos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) –que financia el Banco Mundial a través del Estado nacional–.

“Hay trabajadores de planta temporaria que en lugar de pasarlos a planta permanente los despiden”, señaló Baliña. Por su parte, Carlos Díaz, secretario adjunto de ATE, dijo a este medio que “estos despidos se suman al duro año que hemos vivido los trabajadores por las políticas de ajuste que llevan adelante los gobiernos nacional y provincial.

En Producción son veinte los despidos, y la medida de protesta de ayer fue luego de una semana cargada de reclamos que contó con una ocupación de la sede ministerial el jueves.

En el Centro de Protección a la Víctima (CPV), encargado de brindar acompañamiento, asesoramiento y contención de víctimas de delitos graves, los despidos son diecinueve, como les informó la directora provincial de este organismo, Silvina Giles. Sus trabajadores denuncian que las cesantías vacían las tareas que allí se realizan, en su mayoría enfocadas en la violencia de género.

Por otro lado, Carlos Díaz afirmó que los estatales no han tenido noticias por el llamado a paritarias. “No tenemos una vía de negociación con los ministros de Trabajo y Economía, donde se toman las decisiones”. Y remarcó que otra preocupación es la avanzada de Vidal contra los bancarios del Bapro, a quienes les ajustó las jubilaciones, por lo que estatales y docentes se mantienen alertas para proteger la caja del Instituto de Previsión Social (IPS).