Judíos, musulmanes, católicos, evangélicos y mapuches, junto a organizaciones políticas, gremiales y sociales, exigieron este viernes al gobierno de Mauricio Macri “una Navidad sin presos políticos”. Lo hicieron a través de ceremonias interreligiosas frente a las cárceles de Ezeiza, Marcos Paz,  Alto Comedero y Esquel, como parte de la primera jornada nacional del Foro por la Democracia y la Libertad de los Presos Políticos.

Francisco “Paco” Oliveira, del Grupo de Curas en Opción por los Pobres, dijo que el macrismo “crea un enemigo interno, nos llama terroristas, enemigos de la patria, porque es la única forma de poder justificar la represión que es inherente a un sistema donde se excluye a parte de la población”.

El sacerdote fue uno de los representantes religiosos que encabezó la actividad frente al penal de Ezeiza, donde se encuentran los exfuncionarios kirchneristas Amado Boudou y Carlos Zannini, a quienes ayer les rechazaron sus pedidos de excarcelación, y el referente de la comunidad islámica argentina Jorge “Yussuf” Khalil.

En el caso de Boudou, detenido desde el 3 de noviembre pasado por presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos, el juez federal Ariel Lijo no sólo desestimó el pedido de la defensa, sino que además decidió ampliar el procesamiento del exvicepresidente por falsificación de facturas en la rendición de viáticos.

Otros presos políticos de Macri, como Julio de Vido, Luis D’Elía y Fernando Esteche, están en el penal de Marcos Paz, mientras que el lonko mapuche Facundo Jones Huala ya lleva seis meses encerrado en la Unidad 14 de Esquel por un pedido de extradición de Chile.

Milagro Sala, detenida desde el 16 de enero de 2016 por orden del gobernador jujeño Gerardo Morales, fue trasladada hace una semana del penal de Alto Comedero a la casa de El Carmen, donde cumple arresto domiciliario con régimen carcelario, pese a que la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la Corte Suprema de Justicia argentina habían ordenado llevarla a su domicilio real en el barrio de Cuyaya. También en Jujuy se encuentran presos Alberto Cardozo, Mirta Aizama, Gladys Díaz, Mirta Guerrero, Graciela López y Javier Nieva, todos integrantes de la Tupac Amaru.

“Están ilegalmente detenidos. La Justicia argentina está utilizando la figura de la prisión preventiva para perseguir a los opositores de este gobierno”, dijo el coordinador nacional de la Tupac, Alejandro “Coco” Garfagnini, antes de la ceremonia interreligiosa que se realizó en Ezeiza.

Desde la organización que lidera Sala informaron, además, que Mirta Guerrero se accidentó ayer en Alto Comedero mientras se recuperaba de una intervención quirúrgica que le habían realizado días atrás. Sus abogados presentaron un habeas corpus para exigir que “se le otorgue la internación domiciliaria hasta tanto finalice el posoperatorio”.

“Se trata de una medida cautelar a los efectos de garantizar la salud de Mirta, que hemos denunciado que se venía deteriorando. Con el hecho que tuvo lugar este viernes se materializa lo que advertimos, que el penal no es un lugar adecuado para que ella pueda recuperarse de esta segunda operación”, explicó el letrado Facundo Vargas Duran.

Por su parte, la exdiputada provincial Alicia Sánchez, esposa de D’Elía, señaló que “lo que vemos es la injusticia de este gobierno, la persecución política permanente a todos los políticos opositores”.

“Estamos perdiendo el Estado de derecho. Tenemos que luchar hasta liberar a todos los presos políticos”, agregó junto a otros familiares de los referentes sociales privados de su libertad, como Silvia, la expareja de Esteche, quien consideró “fundamental seguir resistiendo y no desanimarse”.

“Acá con hay una acción judicial, hay una acción política. La única forma que tendremos de liberar a nuestros compañeros es accionando en todos los frentes, en el religioso, sindical, cultural, barrial, parlamentario, en todos lados, exigiendo la libertad de los compañeros y condenando estos hechos arbitrarios e irracionales que intentan descabezar a la oposición para que no denunciemos lo que está pasando en este país”, completó el concejal por Unidad Ciudadana en Lanús, Edgardo Depetri, antes de marchar en caravana desde Ezeiza a Marcos Paz.