El oficialismo de Berisso, donde gobierna el intendente Jorge Nedela, buscó ayer en el Concejo Deliberante, después de una fallida sesión el jueves, votar la Emergencia Económica y el Pacto Fiscal. Las dos propuestas fueron rechazadas por buena parte del arco opositor y por los propios trabajadores municipales, quienes pararon y movilizaron al HCD.

Según advierten desde el Sindicato Municipal de Berisso, los proyectos impulsados por Cambiemos significan un retroceso para los trabajadores. En un comunicado advierten que el Pacto Fiscal “no sólo da vía libre para el ajuste y el congelamiento de nuestros ingresos; sino la habilitación para tercerizar servicios que corresponden a trabajadores municipales”.

Por otro lado, sostienen que la Emergencia Económica en el distrito “implicaría, entre otras medidas, la caducidad de acuerdos preestablecidos con nuestro sindicato y la libre disponibilidad para reasignar tareas y regímenes horarios de los trabajadores”.

Con estos argumentos, los municipales se acercaron al Concejo Deliberante, pero no pudieron ingresar gracias a la decisión tomada por Ana Lara, su presidenta, de cerrar el recinto y vallarlo con un despliegue policial que terminó reprimiendo a los trabajadores con gases y palos, modalidad ya utilizada por el gobierno de Jorge Nedela contra estudiantes secundarios.

“Una vergüenza. La casa del pueblo una vez más cerrada, dándole la espalda a los trabajadores, a los cuales se les responde con palo y represión”, manifestaron desde el Sindicato Municipal, quienes responsabilizaron a Lara y Nedela por el operativo policial.

En el recinto, en tanto, ediles de distintas fuerzas políticas pidieron la suspensión de la sesión atentos a los incidentes que se registraban afuera. Finalmente, tras reunirse los presidentes de los diferentes bloques, fue postergada. “El día martes vamos a tener una reunión con el cuerpo de presidencia de todos los bloques para tratar de definir esto y que salga lo mejor para todos los trabajadores municipales”, informó Marcelo Peroni, referente del Sindicato Municipal de Berisso.

Sin embargo, pasadas las 20 hs del día de ayer, los ediles fueron notificados que la sesión se realizaría hoy sábado a las 8 hs, día que Cambiemos puede garantizarse el quorum gracias a la presencia del edil peronista Jorge Pagano, quien se muestra muy cercano a la gestión de Nedela.

Desde Unidad Ciudadana repudiaron esta actitud y la represión, al tiempo que manifestaron su rechazo a estas dos normativas que busca aprobar Nedela. En diálogo con Contexto, Sebastián Mincarelli, concejal por esta fuerza, sostuvo que “son dos medidas de ajuste que está imponiendo la gobernadora y está presionando a muchos intendentes”.

“Creemos que perjudican a los vecinos de Berisso y fundamentalmente al personal municipal, porque puede haber disponibilidad y movimiento de los trabajadores con la sola imposición del intendente”, explicó Mincarelli.

En ese sentido, desde Unidad CIudadana manifiestan su rechazo. “Queremos que se respeten los convenios laborales y los derechos de los trabajadores. Esa es la discusión en la que estamos”, agregó el edil.