La jornada parlamentaria que ayer culminó con la aprobación de la reforma previsional del Banco Provincia fue seguida paso a paso puertas afuera de la Legislatura provincial por una multitud que convocó tanto al gremio nucleado en La Bancaria como a docentes y estatales.

La manifestación se desarrollo bajo una incesante lluvia. En la protesta en contra del proyecto que afectará de manera directa haberes y la edad jubilatoria, el gremio conducido por Sergio Palazzo extendió el paro hasta hoy y aseguró que el jueves y viernes creará asambleas para discutir un nuevo plan de lucha. La consigna que resonó durante toda la tarde fue unánime: paro general e indeterminado.

“Hemos ratificado el paro de 24 horas para hoy si la oposición le otorga los dos tercios de aprobación al oficialismo. De hacerlo, no tendremos actividades en el Banco Provincia: el jueves también se llevarán adelante medidas de fuerza. Creemos que esta es una ley sacada a la fuerza que pretende una resolución exprés en 48 horas de espalda al pueblo. Esto es una cretinada más de este gobierno de cretinos”, dijo a Contexto Palazzo tras retirarse del palacio de la Legislatura acompañado del diputado de Unidad Ciudadana Miguel Funes, cuyo bloque fue el principal opositor a la reforma.

Palazzo: “Creemos que esta es una ley sacada a la fuerza que pretende una resolución exprés en 48 horas y de espalda al pueblo. Esto es una cretinada más de este Gobierno de cretinos”.

Asimismo, Palazzo aseguró que buscaría llevar ante la Justicia una presentación contra la reforma de la Ley por considerarla inconstitucional. “Hay un principio de progresividad del derecho que se está afectando con la aprobación de esta ley, y es lo que trataremos de discutir con profesionales”.

Otra sesión parlamentaria marcada por la protesta

Cerca del mediodía, la lluvia era constante sobre calle 7 entre 51 y 53, donde un vallado total custodiado por un despliegue de alrededor de quinientos efectivos de Policía y Caballería rodeaban el palacio de la Legislatura. En sus inmediaciones, columnas de La Bancaria de toda la provincia, junto con Suteba, Ctera, CTA, ATE y agrupaciones de izquierda colmaron la Plaza San Martín en rechazo del tratamiento en tablas que, sólo en la Cámara de Diputados, obtuvo la aprobación en casi dos horas.

“Este es un gobierno que reprime salvajemente y sanciona leyes contra los trabajadores. Son horas difíciles. Este gobierno está dispuesto a todo, lo demostró con Santiago Maldonado, con Rafa Nahuel y lo volvió a demostrar ayer con la represión a la movilización”, dijo a Contexto el titular de Suteba, Roberto Baradel, quien compartió el escenario montado en Plaza San Martín con el propio Palazzo y el referente bonaerense de ATE, Oscar de Isasi.

Baradel agregó: “Tiene que haber una unidad entre la calle y la Legislatura. Lo de ayer [en la sesión en el Congreso de la Nación] fue una victoria pírrica en Diputados, pero una victoria popular impresionante”.

Durante el transcurso de la tarde, a la concentración que se mantuvo sobre calle 7 se acercaron referentes del gremialismo y la política local, como el concejal platense del bloque de Unidad Ciudadana, Cristian Vander, o el propio intendente de Ensenada, Mario Secco, quien una semana antes ingresó al recinto de la Legislatura para denunciar el ataque de la policía con bombas de gas y balas de goma.

“Cada vez que nos gobierna el neoliberalismo pasa lo mismo, atacan a los viejos, a los trabajadores. Es clásico que hagan esto. Endeudan el país, la provincia, y luego hacen pagar las consecuencias a quienes menos tienen. Solo con ver las burradas que están haciendo con las tarifas de gas es suficiente: en Ensenada está llegándoles a los jubilados entre 4.500 y 5.000 pesos de gas”, dijo Secco, quien permaneció en la calle escoltado por trabajadores de su ciudad.

Durante toda la sesión, la columna de La Bancaria permaneció apostada, en un primer momento, frente a la entrada a la Legislatura, y luego en las vallas ubicadas en el ingreso por calle 9, donde un nutrido grupo de fuerzas de seguridad custodió la entrada y salida.

Con la información de la media sanción de la ley ya en la calle, el clima adquirió tensión y hasta llegó a una leve confrontación con una de las vallas, que no pasó a mayores.
El diputado de Unidad Ciudadana-FpV y militante gremial de bancarios, Miguel Funes, había dispuesto un recurso de habeas corpus para impedir que la policía portara armas con balas de goma.