Reforma en el Bapro: cómo afecta a los jubilados

Se trata hoy en la Legislatura provincial la ley de María Eugenia Vidal que modifica las condiciones para la jubilación de los bancarios del Bapro. Entre estas, sube de la edad para retirarse, incluso por invalidez, reduce los porcentajes de cobro en la fórmula que determina los haberes y le quita el derecho a los jubilados a ser representados en las paritarias por los trabajadores activos.

3653

Mientras a nivel nacional Cambiemos apuntaba, al cierre de esta edición, a aprobar la reforma previsional que recorta aumentos en la fórmula de los cobros de las jubilaciones, en la provincia la gobernadora Vidal busca hacer lo propio a partir de la reforma previsional para los trabajadores del Banco Provincia (Bapro).

Contexto accedió al texto normativo que eleva gradualmente la edad jubilatoria desde los 57-60 años actuales hasta los 65 y reduce el cobro de las jubilaciones en relación con los salarios de los activos, de un 82% a un 60%.

A espejo de lo que hace Macri con la caja de la Anses, desde el gobierno provincial argumentan la medida como única solución ante el déficit de la caja jubilatoria de la entidad bancaria (de 5 mil millones de pesos anuales). En este caso, a través del cambio en los requisitos para retirarse.

El oficialismo apuesta a aprobar hoy la ley en las Cámaras, aprovechando que es mayoría en ambas. Su tratamiento se suspendió el jueves, durante una jornada signada por la represión que desató afuera de la Legislatura la Policía bonaerense contra manifestantes y gremialistas estatales, docentes y bancarios que se habían movilizado contra el paquete de leyes. Ese día y luego de haber presentado los proyectos de ley con poca anticipación, el oficialismo obtuvo de manera exprés la sanción de la Ley de Ministerios y la prórroga de la Ley de Emergencia en Seguridad.

El punto que más alerta a los bancarios es la suba de la edad de retiro, que hoy va de 57 a 60 años y se elevaría a 65, y con 35 años de aporte tal como dice la ley en función. Este aumento etario será de manera progresiva. El texto oficial dice: “La aplicación de la nueva edad mínima se realizará gradualmente con la siguiente escala: sesenta y un (61) años de edad en los años 2020 y 2021, sesenta y dos (62) años de edad en los años 2022 y 2023, sesenta y tres (63) años de edad en los años 2024 y 2025, sesenta y cuatro (64) años de edad en los años 2026 y 2027, sesenta y cinco (65) años de edad a partir del año 2028”.

En segundo lugar, el nuevo proyecto cambia la fórmula para determinar los haberes. Hoy los jubilados del Bapro embolsan el 82% del sueldo del cargo, mientras que con la reforma pasan a cobrar el 60% del promedio de las remuneraciones mensuales de los últimos diez años.

Con respecto a la movilidad jubilatoria, actualmente las jubilaciones se actualizan cada seis meses de acuerdo con la variación porcentual de los salarios de los activos en un 50% y un segundo 50% que contempla la evolución de la recaudación. Como contrapartida, de aprobarse la ley provincial los haberes se actualizarán trimestralmente en marzo y en septiembre como indica el índice de movilidad establecido por la Ley nacional 26.417 del macrismo, debatida anoche en el Congreso de la Nación. De ser así, se tomará como vara el 70% de la inflación y el 30% de suba de los salarios formales. A marzo del año que viene, los jubilados percibirían un aumento del 5,7% en lugar en un 12% como establece la actual fórmula.

Otra consecuencia de la ley de Vidal es que rompe la ligazón entre los trabajadores activos y los jubilados en la lucha sindical, ya que los asalariados dejarían de representar a los retirados en las paritarias, quitándoles el gobierno ese derecho a los jubilados.

Otras características de la ley de Vidal son:

-Cambia la edad de la jubilación por invalidez, de 57-60 años a 65.
-Reduce el cálculo de las pensiones de un 75% a un 70%.
-Cambia la composición del directorio y en su conformación gana terreno el Ejecutivo y lo pierden los afiliados. También elimina funciones del directorio, como la de publicar el balance general del ejercicio en el Boletín Oficial de la provincia de Buenos Aires.
-La provincia deja de asignar en la Ley de presupuesto las partidas necesarias para cubrir el desequilibrio entre los ingresos mensuales, y las erogaciones por prestaciones, gastos administrativos y de funcionamiento de la caja del Banco provincial.

Paro de los bancarios

El gremio La Bancaria se movilizará a la Legislatura bonaerense en repudio a la ley. A esta medida se le suma un paro de 48 hs que comenzó ayer en todas las sucursales del Banco de la Provincia y que se podría extender toda esta semana en caso de que la normativa tenga sanción.

Al igual que ocurrió el jueves, los bancarios estarán acompañados por estatales y docentes provinciales que temen que esta suba de edad jubilatoria sea la punta de lanza para los demás trabajadores de la provincia. Por eso, la semana pasada se movilizaron a las puertas del Instituto de Previsión Social (IPS) en defensa de su caja jubilatoria y en contra de la armonización del IPS a las condiciones de jubilación de la Anses, que significa también una suba de la edad jubilatoria y pérdida de haberes.