Elecciones en Chile: ganó Piñera

El exmandatario se impuso en el balotaje por nueve puntos de diferencia sobre el oficialista Guillier. El triunfo de Piñera profundiza el avance de los modelos neoliberales en la región.

401

Sebastián Piñera es el nuevo presidente de Chile. El candidato de Chile Vamos se impuso con el 54,58% de los votos en el balotaje, en el que disputaba la conducción del país con el referente de Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, que obtuvo el 45,42%.

Piñera, quien ya fue presidente durante el período 2010-2014, volverá a conducir el país entre 2018 y 2022. Su triunfo profundiza el avance de los modelos neoliberales en la región. Todo indica que las tibias reformas llevadas adelante por el gobierno de Michelle Bachelet serán eliminadas y que el modelo económico y social heredado de la dictadura pinochetista, que la democracia chilena nunca pudo modificar, se profundizará.

Guillier reconoció el triunfo del empresario neoliberal y aseguró: “Hemos sufrido una derrota dura. Tenemos que levantar nuestro ánimo y salir a defender las reformas en las que creemos”, y agregó: “Es una derrota electoral, pero no va a ser una derrota política”.

“Quiero en esta noche felicitar a mi contendor Sebastián Piñera, el nuevo presidente de la República, a quien ya llamé para felicitar por su impecable y macizo triunfo”, sostuvo el candidato oficialista.

Al momento de festejar su victoria, Piñera aseguró “Vamos a entregar lo mejor de nosotros mismos para cumplir con nuestra misión […] para que Chile recupere la senda del progreso y del desarrollo”.

Por último, remarcó que su gobierno “perseguirá grandes sueños, pero nunca se alejará de la realidad”.

El 11 de marzo de 2018, el candidato que prometió “enviar a su casa” a los militares que cumplen condenas por delitos de lesa humanidad volverá a La Moneda (la casa de gobierno de Chile) y tendrá mayoría en el Congreso Nacional. La suerte de este país sudamericano parece estar definida y continuar el camino del Perú de Pedro Pablo Kuczynski, el Brasil del golpista Michel Temer y la Argentina del derechista Mauricio Macri.