En una sesión especial, a pedido de Cambiemos y después de varios intentos fallidos por la postura del peronismo y de la mayoría de los sectores gremiales, el Senado bonaerense sancionó hoy la adhesión de la provincia de Buenos Aires a la nueva Ley de ART. Desde Unidad Ciudadana (UC) prometieron “judicializar” la normativa. Ningún espacio opositor acompañó la decisión.

Según la presidenta del bloque de UC, Teresa García, se violó el reglamento del cuerpo: se votó con mayoría simple cuando eran necesarios dos tercios de los presentes porque el proyecto no tenía dictamen de Comisión, algo que el oficialismo intentó en varias oportunidades –al menos cinco– pero no consiguió.

 El bloque de senadores y senadoras bonaerenses de Unidad Ciudadana-FPV criticó duramente la polémica sanción de la Ley de Riesgos del Trabajo en la Legislatura provincial. Fue luego de que el oficialismo aprobara la iniciativa mediante un procedimiento irregular, no contemplado en el reglamento de la Cámara.

 Al terminar la sesión, García dijo: “La ley de ART fue aprobada irregularmente, violando el reglamento del Senado y esta situación deja la puerta abierta para que sea judicializada. Que cada uno se haga cargo cuando vota en contra de los trabajadores”.

En la puerta del recinto, varios sindicatos se habían dado cita para “exigirle” a los legisladores que no dieran su apoyo para esa modificación. “Debemos frenar esta Ley que nos quita derechos y vulnera la salud de los trabajadores”, reclamaban los maestros de SUTEBA.

La última vez que el oficialismo quiso hacer avanzar este proyecto fue el 16 de noviembre, donde UC y el Frente Renovador no prestaron el quorum para que sesione la Comisión de Presupuesto. Ahora, con la nueva composición de la Cámara Alta –favorable al macrismo–, María Eugenia Vidal logró su objetivo.

Esta adhesión de la provincia a la nueva Ley Nacional Riesgos del Trabajofue rechazada fuertemente por sindicatos y abogados laboralistas, porque entendían que se buscaba correr a la Justicia laboral bonaerense para reemplazarla por juntas médicas de dudosa conformación y financiamiento. Que la ley entre en vigencia en provincia pasó a ser una obsesión de Macri, ya que es el distrito donde más causas por accidentes de trabajo se tramitan.

“Hoy se define si los/as trabajadores/as bonaerenses mantendrán sus derechos laborales o se convertirán en laburantes precarizados. Hoy se define si cuidamos la salud de los trabajadores o mercantilizamos derechos para que sea un enorme negocio de las ART”, había posteado en sus redes sociales la diputada nacional Mónica Macha, quien hasta diciembre fue senadora provincial y una de las principales referentes de la oposición a esta iniciativa.