Las reformas previsionales que Cambiemos se esfuerza en aplicar han encontrado una fuerte resistencia del sector gremial. En la provincia de Buenos Aires, los sindicatos encendieron la alarma luego de que el martes ingresara en la Cámara de Diputados un proyecto de ley que eleva la edad jubilatoria de los trabajadores del Banco Provincia (Bapro) y cuando accedieron a un borrador de la ley con la que la gobernadora María Eugenia Vidal busca modificar el sistema de jubilaciones de los estatales bonaerenses, de modo similar al que se trata en Diputados de la Nación.

Los gremios advirtieron que ese borrador atenta contra los trabajadores estatales de la provincia porque armoniza la caja jubilatoria bonaerene con ANSES y vacía la caja del Instituto de Previsión Social (IPS). Los puntos que más repudio generaron en los sindicatos son el aumento en los años de servicio y en la edad jubilatoria, y la baja en el cobro de haberes en el sector pasivo.

Para marcar posición en cuanto al rechazo a las reformas para los jubilados en la provincia, ayer por la mañana cientos de trabajadores nucleados en las dos CTA, el Frente de Unidad Docente (Suteba, FEB, Udocba, Amet, UDA y Sadop), los médicos de CICOP, los judiciales de AJB, Soeme, Fregeppba y trabajadores del Astillero Río Santiago se movilizaron hasta las puertas del edificio del IPS (47 entre 5 y 6), donde realizaron un abrazo simbólico, con un acto sobre un escenario en el que hablaron los principales referentes gremiales.

Tras el acto, las columnas se movilizaron a la Legislatura bonaerense, donde mañana se tratará el paquete de leyes que envió Vidal.

“La caja del IPS no se toca”, fue el mensaje que más reforzaron los gremialistas durante sus discursos. También resaltaron la unidad entre los gremios para hacer frente a las embestidas de Vidal contra los derechos laborales.

Roberto Baradel, secretario general de la CTA de los Trabajadores y del gremio docente Suteba, afirmó que “la caja del IPS la hemos cuidado, es una conquista de los trabajadores y no estamos dispuestos a resignar”. Y prosiguió: “Ellos quieren modificar la jubilación docente, extender la edad de jubilación a setenta años para todos, modificar la jubilación docente a nivel nacional y meterle la mano en el bolsillo a los jubilados”.

“quieren modificar la jubilación docente, extender la edad de jubilación a setenta años para todos y meterle la mano en el bolsillo a los jubilados”

Baradel apuntó a María Eugenia Vidal y sostuvo que su gestión quiere “extender la edad jubilatoria pero además terminar con la movilidad directa, o sea que nosotros en las discusiones paritarias no vamos a beneficiar a los jubilados porque quieren aplicar la fórmula que quieren votar a nivel nacional”, por la cual los jubilados dejarían de percibir sus aumentos por índices como salarios y recaudación impositiva y quedarían sujetos a la inflación.

A su vez, el gremialista confirmó que su central acompaña a los bancarios en la movilización de hoy contra los recortes previsionales de los trabajadores del Banco Provincia y también que, en caso de que Cambiemos adelante el tratamiento de la reforma previsional en Diputados de la Nación, se movilizarán de forma masiva al Congreso.

En diálogo con Contexto, el secretario general de la CTA Autónoma Buenos Aires, Oscar de Isasi, explicó los puntos que ataca la posible reforma de Vidal: “Aumenta la edad jubilatoria, baja los haberes jubilatorios para los futuros jubilados, y en lugar de tomar el mejor sueldo de la vida laboral toma un promedio del sueldo en diez años, con lo cual arranca con un salario menor”.

“Esas son las razones por las que rechazamos de manera contundente la reforma previsional en la provincia de Buenos Aires”.

Por su parte, Fernando Corsiglia, presidente de CICOP, afirmó a Contexto que “el aumento de la edad jubilatoria, la disminución de los haberes jubilatorios a partir del nuevo cálculo y la liquidación de regímenes especiales afectan a nuestro sector (médicos) tanto como al resto, a los activos y a los jubilados que dependen de nuestra paritaria”.

Los trabajadores de ANSES también se oponen a la reforma previsional

En la región de La Plata, ayer las Unidades de Atención Integral (UDAI) permanecieron sin atención espontánea (fue solo con turnos) en rechazo a la reforma previsional que busca imponer Mauricio Macri y a la nueva ola de despidos que llevó a cabo Cambiemos durante el mes de diciembre.

La delegada Norma Ortiz de la Asociación del Personal de los Organismos de Previsión Social (APOPS), que trabaja en la UDAI de calle 9 entre 58 y 59, dijo a Contexto que realizan desde hace dos semanas asambleas para debatir sobre los perjuicios que conlleva para los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo los cambios previsionales del macrismo. En total, son 17 millones de personas.

Pero ayer decidieron profundizar la medida debido al avance que tuvo la ley tras el dictamen favorable que obtuvo Cambiemos en el acalorado plenario de comisión.
“Afianzamos nuestro apoyo a los jubilados y esta protesta es para concientizar a la población por los recortes que van a sufrir nuestros jubilados. No podemos permitirlo”, dijo la delegada.