“Queremos ser incluidos en el pliego que ahora los concejales están debatiendo, porque nosotros somos las personas que salimos a reciclar en La Plata. Si no se nos contempla a los carreros y cartoneros, le dan a ESUR todo para hacer. Estamos peleando para que se nos tome en cuenta”, dijo a Contexto Víctor Carbajal. El reclamo del referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos fue en vano: minutos después, los ediles de la ciudad convalidaron con catorce votos a favor y nueve en contra el proyecto presentado por la gestión de Julio Garro.

El pliego de licitación del servicio público de recolección de residuos, barrido y limpieza de la vía pública en el Partido de La Plata permitirá la prestación del servicio a una o dos empresas por ocho años al tiempo que propone dividir la ciudad en dos zonas, teniendo una frecuencia de recolección de seis días a la semana. A la vez, prevé la colocación de contenedores en cada cuadra para la diferenciación de los residuos, teniendo como destino el CEAMSE de Ensenada.

Los cartoneros de La Plata llegaron con sus carros a calle 11 -la más cercana al recinto-, donde con una radio abierta pidieron a los concejales platenses que no aprueben el pliego. La posición de los recicladores urbanos fue clara: este proyecto profundiza la exclusión y sigue sin reconocer el rol que cumplen, al tiempo que prioriza las ganancias de las empresas.

el proyecto aprobado por el Concejo deliberante profundiza la exclusión, sigue sin reconocer el rol que cumplen los recicladores y prioriza las ganancias de las empresas.

Cristóbal Marcioni, referente el Movimiento Justicia y Libertad, explicó a este medio que el pliego excluye a los cartoneros y cooperativistas, al tiempo que tampoco garantiza trabajo. “Se deja a miles de personas sin un empleo y a la ciudad repleta de basura”, sostuvo, y agregó (previo a la votación) que “los concejales quieren dejar sin un puesto de trabajo a los trabajadores de la basura para convertirlo en un negocio para las empresas”.

Los recicladores de La Plata pelean por el reconocimiento de la labor que hacen día a día. Según explican, en el pliego aprobado ayer no queda claro qué rol van a jugar los cartoneros y carreros, a quienes mencionan a partir de la Ordenanza Nº 10.661 conocida como Basura Cero, que, según denuncian, no se cumple como debería.

“Sabemos que la Municipalidad no nos quiere tomar en cuenta”, consideró Carbajal, y agregó: “Estamos peleando por nuestros derechos, y nuestro derecho es ser incluidos al sistema. Queremos tener los beneficios: si nosotros tenemos nuestros beneficios, nuestros hijos también los van a tener”.

En el recinto, el concejal radical Claudio Frangul calificó el pliego como “un salto de calidad importante”, teniendo en cuenta que desde 2001 no se vota una normativa de estas características y que desde Cambiemos buscaron “transparentar” la situación.

La oposición al proyecto dentro del Concejo vino por el lado de los bloques del Frente para la Victoria, quienes lo rechazaron argumentando que por un lado está pensado para beneficiar a las empresas y por otro no hay claridad respecto del rol de los recicladores.

“Me da la sensación de que este pliego tiene mucho más que ver con profundizar este paradigma de retraso permanente con respecto al tratamiento de residuos en la ciudad La Plata”, argumentó el edil Gabriel Bruera, quien remarcó que los cartoneros no se sienten incorporados.

“este pliego tiene mucho más que ver con profundizar este paradigma de retraso permanente con respecto al tratamiento de residuos en la ciudad La Plata”

“Involucionar con respecto a la participación de los recicladores urbanos en cualquier ciudad del mundo es algo que no puede pasar”, dijo Bruera, quien llamó a que sean agregados al nuevo sistema de residuos.

La concejala Florencia Saintout, en tanto, manifestó que los recicladores urbanos quedaron “por fuera de todo”, al tiempo que consideró el pliego como “un escándalo”, porque se hizo un pliego “para que gane Esur”.

En una larga exposición, el edil Guillermo Cara detalló que las empresas que pueden ser prestadoras de este servicio según el nuevo pliego hoy operan en cuatro ciudades: dos de ellas operadas por ESUR. Por lo que objetó que este proyecto, además de dejar dudas sobre los recicladores, está pensado para la actual empresa, polémica por sus convenio millonario y su deficiente servicio.

A pesar de  los reclamos, Cambiemos impuso el pliego con el apoyo de los concejales del Frente Renovador, de Gastón Crespo, presidente de la Comisión de Medioambiente, y los unibloques, lo que provocó la disconformidad de los cartoneros presentes.

“Este es un gobierno que gobierna para los ricos, y mientras tanto nosotros pasamos de pobres a indigentes”, consideró Carbajal, quien remarcó que cada vez son más los cartoneros en las calles. “Somos los que juntamos el cartón y las botellas de la ciudad de La Plata. Creo que somos dignos de ser reconocidos como trabajadores urbanos”, agregó el dirigente del MTE.

Desde este espacio advirtieron que “según dicen ellos, fuimos incluidos en los principios, pero de esta forma no se articula nada. Esto es como una condescendencia nada más. Está todo mal”.