En una extensa jornada, la última de su actual composición, el Concejo Deliberante de La Plata aprobó un nuevo aumento de las tasas municipales y el Presupuesto 2018 que envió el Ejecutivo. Estas normativas se trataron luego de la asamblea de mayores contribuyentes.

En el caso del Código Tributario, como no tiene mayoría propia, el oficialismo contó con los apoyos del bloque del massismo y de los vecinalistas Marcela Farroni y Gerardo Jazmín. Los bloques del FpV-PJ y FpV-NyP se opusieron justificando su posicionamiento en que los incrementos recaen sobre sectores trabajadores en un contexto de encarecimiento de los servicios públicos y crecimiento de la pobreza y la desocupación en la región.

La Tasa de Servicios Urbanos Municipales tendrá incrementos de entre el 30 y el 55%, a excepción de los inmuebles cuya valuación fiscal sea menor a los 60 mil pesos. Esa modificación se produjo luego de los cambios que forzó la oposición en la comisión de Hacienda.

La Tasa de Servicios Urbanos Municipales tendrá incrementos de entre el 30 y el 55%. El incremento alcanza a viviendas valuadas a partir de 60 mil pesos. La oposición pide subirle los topes a inmuebles de más de 200 mil.

La edil Lorena Riesgo (FpV-PJ) explicó los desacuerdos de su bloque con el oficialismo: “Los aumentos recaen en los inmuebles cuya valuación fiscal oscila entre los 60 mil y los 120 mil pesos, que van a recibir un impacto del 29%. Nuestra propuesta era subirles los topes a aquellos inmuebles que van de 200.000 a más de un millón de pesos para compensar el déficit que había planteado (Julio) Irurueta (presidente de la Comisión de Hacienda) en las arcas municipales”.

Riesgo añadió que los actuales aumentos en las tasas se acumulan con los dispuestos el año pasado, que “no han concluido, y para evitar una acumulación de incrementos introducimos una serie de topes de entre el 35 y el 50%”. Consideró que este cuadro de incrementos es “regresivo”, porque afecta a los sectores medios y medios bajos. “Le estamos aumentando más a los que menos tienen, y si no tenemos en cuenta el aumento acumulado del año pasado, le estamos aumentando muy poco a los que más tienen”, y “esa es la razón por la que decidimos no acompañar”.

Riesgo: “Le estamos aumentando más a los que menos tienen, y si no tenemos en cuenta el aumento acumulado del año pasado, le estamos aumentando muy poco a los que más tienen”.

El bloque del FpV-NyP siguió la misma línea, resaltando que los aumentos se dan en el marco de una política económica “agresiva” del gobierno nacional por la alza en las boletas de gas, luz y en los combustibles, sumado a los recortes que busca aplicar la gestión de Mauricio Macri en las jubilaciones a través de la reforma previsional que será tratada en Diputados tras su aprobación en el Senado.

El concejal de este espacio Guillermo Cara refirió al “contexto económico que golpea a nuestra comunidad” y a sus “actividades productivas”, y remarcó que los porcentajes del aumento de las tasas “son superiores a la pauta salarial estipulada en el Presupuesto 2018”. “Si analizamos la realidad que atraviesa la comunidad de La Plata, dista mucho de poder soportar este tipo de incrementos”, cuestionó.

Cara: “Si analizamos la realidad que atraviesa la comunidad de La Plata, dista mucho de poder soportar este tipo de incrementos”.

En tanto, Florencia Saintout, que ayer tuvo su última sesión en el Concejo ya que juró el martes como diputada bonaerense por Unidad Ciudadana, también apuntó a la grave situación social que viven los sectores más desfavorecidos, y dijo que “en La Plata, en los dos últimos años, ha aumentado el desempleo, la pobreza” y en ese marco “también las tasas”.

“Nos oponemos a esta medida porque entendemos que en un contexto donde la desocupación no para de aumentar es incomprensible pedirle a los platenses que paguen un aumento de las tasas”, dijo Saintout.

Por su parte, desde el Frente Renovador expusieron una ambivalente posición: el concejal José Arteaga hizo críticas a los incrementos, pero finalmente comunicó que su bloque acompañaba la ordenanza.

El Presupuesto 2018

El oficialismo también logró la aprobación del Presupuesto 2018, la segunda ordenanza que se trató ayer. Fue por veinte votos contra los tres de los ediles del FpV-NyP. Por su parte, desde el FpV-PJ acompañaron pero advirtieron sobre la necesidad de que se ejecuten los fondos previstos en el presupuesto. “Que no ocurra como el año pasado”, apuntó Riesgo.

Justamente ese fue el motivo que expresó el bloque del FpV-NyP para sostener su negativa, a partir de la intervención de Guillermo Cara, quien afirmó que “el primer presupuesto que le votamos a esta gestión fue modificado en un 76%, según la rendición de cuentas, y el de este año va en el mismo camino”.

Cara: “el primer presupuesto que le votamos a esta gestión fue modificado en un 76%, según la rendición de cuentas, y el de este año va en el mismo camino”.

El presupuesto para el año próximo prevé un total de gastos del orden de los los 6.321 millones de pesos, un 40% por encima de la ordenanza 2017. Las áreas que más incrementos tendrían son las de Seguridad (63%) y la de Control Ciudadano (58%).