Hace apenas una semana, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, dejaba trascender a través del principal operador mediático de Cambiemos –Clarín– que el año terminaría con trabajadores estatales en la calle. Ahora se sabe por dónde comenzará el nuevo recorte que afectará a más de 35.000 familias.

ATE Capital denunció este martes que en el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) ya hay un listado con 165 trabajadores que comenzarán a recibir las notificaciones de despedido en los próximos días, aunque advirtieron que se trata sólo de “la primera tanda”, porque Ibarra apunta a un total de 707 en distintas áreas del organismo.

“Justamente, nuestra directora nacional nos confirmó los despidos. Dijo que no se puede hacer nada, que hay una pequeña mesa de negociación en la que intentan achicar el número, pero que el golpe va a venir igual. Esas fueron sus expresiones”, indicó a Contexto la delegada gremial Yara Girotti.

Los empleados protestarán hoy a partir de las 11 hs en la sede central del ENACOM, ubicada en Perú 103, y realizarán una asamblea con empleados de otras dependencias estatales para decidir un plan de lucha.

La concentración coincidirá con el paro nacional convocado por ATE y la CTA Autónoma, que incluye una movilización desde el Congreso a Plaza de Mayo contra los despidos y la reforma laboral, previsional y tributaria que intenta imponer el gobierno nacional.

“No vamos a entregar a ningún compañero”, aseguró Girotti tras señalar que el listado es “completamente arbitrario” y “sin consideración alguna por las madres solteras que son jefas de familia, compañeros que han sido padres o aquellos que tienen muchos años de antigüedad”.

“Hay áreas enteras que serán desmanteladas. Nos preguntamos cómo va a continuar el funcionamiento de esas reparticiones sin trabajadores. Mi sector de trabajo, por ejemplo, quedará diezmado”, completó la delegada de ATE Capital en alusión al Instituto Superior de Enseñanza Radiofónica (ISER), donde se prevén “veinte despidos”.

El ENACOM, creado por el Decreto 267/15, fusionó y absorbió las funciones de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual y la Autoridad Federal de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (AFTIC). Fue el mismo decreto que desguazó la Ley de Medios para que el Grupo Clarín no sólo pudiera mantener sus privilegios monopólicos, sino extenderlos en detrimento de libertad de expresión de todos los argentinos.

“Cuando disolvieron la AFSCA se produjo la primera gran ola de despidos, y luego vivimos con el terror de las listas y de los rumores. Hoy, lamentablemente, llegó la confirmación. Quienes dirigen el Ente Nacional de Comunicaciones nos dicen en la cara que nos van a echar”, sostuvo Girotti.

La delegada añadió que el ISER también viene sufriendo el ajuste macrista por el lado de la educación pública desde que Miguel de Godoy se hizo cargo del ENACOM, primero con el recorte de treinta vacantes para la carrera de Locución –de un total de 120 de la anterior gestión–, y luego con la finalización de convenios con la Universidad Nacional de La Plata (UNLP).