La Ley de Ministerios que prepara la gobernadora María Eugenia Vidal generaría modificaciones en el interior del Estado bonaerense, y produce incertidumbre entre los trabajadores por las posibles pérdidas de puestos de trabajo y de bonificaciones salariales. Cuando todavía la normativa no ingresó a la Legislatura, sí hubo cambios en algunas áreas sin que las autoridades correspondientes hayan aclarado cómo serán las reubicaciones ministeriales.

Esta normativa responde a la urgencia de Vidal por ajustar los gastos políticos en el Estado, de ahí los achicamientos y subordinaciones de algunos dominios estatales.

Desde la semana pasada, los trabajadores de la Subsecretaría de Tierras, Urbanismo y Vivienda vienen denunciando el “desguace” de ese organismo por su traslado desde el Ministerio de Infraestructura al de Desarrollo Social. Los estatales expresaron su preocupación mediante cortes de calle y asambleas.

Afirmaron que esta disposición pone en jaque setenta contratos de trabajo entre Infraestructura y el Colegio de Escribanos, y también las bonificaciones salariales para aquellos que pertenecen a las plantas temporaria y permanente.

En diálogo con Contexto, Nicolás Hrabar, delegado de ATE en la Subsecretaría, describió cómo serán los traslados de las dependencias del organismo: “Hablamos de desguace porque la Dirección Provincial de Hábitat pasaría a Desarrollo Social, Urbanismo sigue en Infraestructura y lo referido a Regularización y Escrituración pasaría a Escribanía General de Gobierno. No tenemos garantías de continuidad laboral ni salarial. Esto es un desguace muy grande de las políticas públicas que se hacen en la Subsecretaría de Tierras”.

Otra de las áreas afectadas por los cambios ministeriales es la Asesoría General de Gobierno, organismo preconstitucional que tiene más de doscientos años de existencia y se encarga del control y asesoramiento legal al Poder Ejecutivo. Sus trabajadores alertaron de que la Asesoría será disuelta y pasará con rango de subsecretaría a la Secretaría de Legal y Técnica.

“Esto hace que perdamos bonificaciones similares a las de otros organismo de control, como la Fiscalía y la Contaduría”, dijo a Contexto uno de los trabajadores, que prefirió resguardar su nombre.

Por su parte, desde la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC) afirmaron en un comunicado que subordinar la Asesoría a la Secretaría de Legal y Técnica, “de perfil netamente político y con funciones absolutamente diferentes”, implica “retroceder décadas a la hora de dar transparencia a los actos de gobierno”.

Por último, en el Archivo Histórico “Dr. Ricardo Levene”, que depende del Ministerio de Gestión Cultural de la provincia que conduce Alejandro Gómez, los trabajadores expresaron su preocupación ante la posibilidad de que se elimine la Dirección del Archivo.

El Archivo, considerado el más importante del país después del Archivo General de la Nación, podría pasar a reubicarse en la Dirección Provincial de Museos y Preservación Patrimonial, lo que afectaría su desarrollo. Otras importantes instituciones culturales bonaerenses podrían seguir el mismo camino: la Dirección Provincial de Bibliotecas y Promoción de la Lectura, la Biblioteca Braille, Digital y Parlante, y la Dirección de Promoción de Derechos Culturales (ex Dirección de Folklore, Artesanías y Comunidades Originarias).

El delegado de ATE Carlos Poblete dijo a este medio que desde el gremio se mantienen en “alerta” ante los posibles cambios que sufra el Archivo provincial.

Hoy, desde las 10 de la mañana, los trabajadores marcharán desde la Subsecretaría ubicada en diagonal 73 y calle 56 hasta la Gobernación.