En el acuerdo paritario 2017, gobierno y docentes habían establecido que en el mes de noviembre se reuniera la comisión técnica salarial de cara al ciclo lectivo 2018. En el último día del mes, los sindicatos fueron convocados al Ministerio de Trabajo provincial a una reunión en la que, si bien no tuvo ofertas salariales, se marcó la agenda de discusiones.

Desde el Frente de Unidad Docente de la provincia plantearon ante las autoridades de las carteras de Educación y de Trabajo la necesidad de discutir puntualmente sobre el salario básico, el cual, detallaron, impacta en la escalada salarial. Sin propuestas concretas, los representantes de María Eugenia Vidal les notificaron que serían convocados nuevamente en diciembre.

“Queremos tomar la conformación integral del salario, y para nosotros el básico es muy importante, porque es muy bajo e impacta en la antigüedad y en la jerarquía de cada uno de nuestros compañeros docentes”, dijo al salir de la reunión María Laura Torre, secretaria adjunta de SUTEBA.

Además de reclamar que se llame a paritarias nacionales, en la reunión los representantes sindicales remarcaron la posición dar un debate acerca de un aumento que no implique pérdida del poder adquisitivo, teniendo en cuenta las subas que acarrea la escalada inflacionaria y los tarifazos.

“No hubo propuesta salarial. Nosotros planteamos nuestros reclamos y expectativas, pero no proponen absolutamente nada. Hay una discusión sobre cuál va a ser la inflación que ellos prevén: evidentemente no va a coincidir con la que nosotros estamos previendo o con lo que se está viviendo”, explicó Alejandro Salcedo, secretario general adjunto de Udocba.

La secretaria gremial de SUTEBA remarcó que la premisa del Frente es “queremos una educación de calidad”; para ello, “una de las variables más importantes es discutir un buen salario docente y también buenas condiciones para que podamos trabajar y nuestros alumnos puedan aprender. Entonces, la calidad educativa la vamos a discutir en la mesa salarial: no es un tema que esté por fuera del debate”.

Los docentes detallaron que, si bien aún no manejan números, un aumento aceptable sería aquel “que permita que la inflación no destruya el poder adquisitivo”, por lo que el planteo fue un aumento “que tenga que ver con la vida de cada trabajador”.

Por otro lado, desde el Frente de Unidad Docente manifestaron en la reunión su rechazo al paquete de reformas impulsadas por Cambiemos, postura que había quedado ya evidenciada con el paro realizado a nivel nacional. En este punto, hicieron especial énfasis en la reforma previsional, aprobada ya con media sanción en el Senado de la Nación.

“Rechazamos cualquier modificación que el Ejecutivo quiera poner a consideración para la baja de nuestra jubilación”, dijo Torre.