“Yo no estaba tan decidido y ahora estoy decidido para ser candidato el 2019. Qué tiene que ver Estados Unidos para amenazar y amedrentar”, aseguró el presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, en respuesta a las críticas lanzadas desde el gobierno norteamericano tras el fallo del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) que lo habilita para un nuevo mandato.

A principios de semana se conocido el fallo del TCP para que el actual presidente Evo Morales pueda volver a postularse para un nuevo mandato, algo que era reclamado por numerosos movimientos sociales, organizaciones políticas y sindicales.

Al enterarse del fallo del TCP Morales mostró su alegría y  señaló: “Estamos habilitados para que el voto del pueblo defina darnos su apoyo para una nueva gestión. La Revolución Democrática y Cultural sigue. ¡Hasta la victoria siempre!”.

“Somos parte del pueblo, siempre estaremos acompañando para hacer una gestión como lo estamos haciendo hasta este momento”, agregó.

El presidente remarcó que “el fallo del Tribunal Constitucional es en base a la Constitución Política del Estado y en base a un derecho internacional, a nombre del pueblo. Este fallo planteado por asambleístas garantiza una continuidad democrática pero también garantiza la estabilidad, dignidad y trabajo con igualdad por nuestro pueblo boliviano”.

Como era de esperarse, sectores de la oposición de derecha, apoyados por los medios hegemónicos de comunicación comenzaron a protestar contra el fallo que lo único que hace es habilitar a Morales para que puede volver a postularse.

Ante las críticas de estos sectores, Morales señaló que “algunos son eternos candidatos y eternos perdedores. Y viendo las grandes concentraciones, estos eternos perdedores siento que van a seguir perdiendo”.

En un claro acto de injerencia en los asuntos internos de Bolivia y en línea con la postura de la oposición boliviana, el gobierno de Estados Unidos criticó la decisión del Tribunal Constitucional. En respuesta Morales afirmó: “Frente a la propuesta del pueblo, que ha pedido mi candidatura en elecciones 2019, no estaba decidido. Pero ahora que EEUU solicita mi renuncia a la postulación, acepto la candidatura pedida por el pueblo boliviano”.

“Qué coincidencia la del Departamento de Estado de EEUU, la oligarquía chilena y la derecha boliviana contra el pueblo boliviano. Claro, ellos, nuevamente quieren dividirnos, robarnos y saquear nuestros recursos naturales”, aseguró.

La doble vara utilizada por los medios hegemónicos y por los gobierno de derecha suele quedar evidenciada en casos como el de Evo Morales. Estos sectores critican con dureza al presidente boliviano por haber accedido la posibilidad de postularse para un nuevo mandato, sin embargo, nada dicen ante la reelección de Angela Merkel para conducir, por cuarta vez consecutiva, los destinos de Alemania. Un doble estándar que se acomoda según los intereses los grandes poderes económicos que concentran, cada día más, la riqueza en pocas manos.