La Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) bonaerense suspendió la reunión de ayer con los padres, docentes y autoridades de las escuelas pedagógicas de La Plata, que ven peligrar la continuidad de los cursos para el año que viene.

En caso de que la semana próxima no haya respuestas por parte de la cartera que conduce Gabriel Sánchez Zinny, la comunidad educativa de cada una de las escuelas se movilizará a las puertas de la DGCyE para exigir respuestas políticas.

El conflicto se produjo luego de que el Instituto Speroni, que depende de la provincia y se encarga de acreditar los saberes y otorgar los títulos, diera de baja los convenios que tenía con la Municipalidad y dejara a las escuelas en un vacío legal, porque ya no dependen más de la provincia.

Ante esta situación, las escuelas Anexo 1 de La Garza, Anexo 2 de El Rincón de Villa Elisa, la de Los Hornos y la de Arturo Seguí (Las Algarrobas), pidieron una reunión con funcionarios del municipio, el otro actor en cuestión, que se encarga de pagar los salarios docentes y mantener la infraestructura.

En ese encuentro, la subsecretaria de Educación Marcela Canuti propuso incluir a estas instituciones en la Dirección Provincial de Educación de Gestión Privada (DIPREGEP), iniciativa que fue tajantemente rechazada por las escuelas.

“Nos dicen que las escuelas van a seguir funcionando igual pero bajo la órbita de la DIPREGEP, pero entendemos que así nos quieren mandar lentamente hacia un sistema privado y eso no lo vamos a aceptar. Las escuelas tienen que seguir siendo públicas y de gestión estatal”, dijo a Contexto Gerardo Pouzo, uno de los padres de Las Algarrobas.

Pouzo añadió: “Esperamos que la provincia no nos meta en un lugar u otro de acuerdo a las circunstancias, y que definitivamente genere un espacio para esta modalidad educativa con su propia regulación”.