A pesar de la fuerte tormenta azotó gran parte de la isla, más de 7 millones de ciudadanos participaron de las elecciones que se llevaron adelante este domingo 26 de noviembre en Cuba. La jornada electoral, una vez más ocultada por los medios hegemónicos de comunicación, tuvo como marco el primer aniversario de la partida física del comandante en jefe y líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro Ruz.

Pocas horas antes que la jornada electoral culmine, había ejercido su derecho al voto el 82% del padrón electoral, más de 7 millones de cubanos en una población de 11 millones de habitantes.

Cabe recordar que en cuba el voto no es obligatorio, lo que hace aún más trascendente el alto nivel de participación, mayor al de todos los países de la región (solo como dato comparativo con las elecciones realizadas recientemente en otro país de América Latina, mientras que en Chile voto el 46,6% del padrón en Cuba voto más del 82%).

La gran participación popular, que se tomó como un mensaje de unidad de todo el pueblo y el gobierno cubano, se dio en el marco del primer aniversario de la partida física de Fidel Castro Ruz.

El día anterior a las elecciones se realizaron una serie de actos en homenaje al líder cubano, el más importante de ellos en las escalinatas de la Universidad de La Habana. Allí, miles de jóvenes cubanos rindieron homenaje a la figura del líder revolucionario.

El ejercicio electoral en Cuba tiene una serie de características que lo distinguen de otros procesos democráticos. Durante el mes de septiembre (un mes antes de las votaciones), se realizaron asambleas en los distintos barrios en donde los propios ciudadanos postularon a los delegados eligiéndolos entre sus propios vecinos. Esos ciudadanos postulados como delegados son los candidatos que luego se someten a este proceso electoral. En estas votaciones los cubanos eligieron a sus delegados a las asambleas municipales.

En ese sentido, el primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz Canel, remarcó que los delegados elegidos “no es gente que hizo campaña, son gente que los cubanos reconocieron por su esfuerzo organizativo”. Luego aseguró que los cubanos concurrieron masivamente a esta elección “por la patria, por la Revolución, el socialismo y así dar un mensaje de unidad, convicción”.