Vuelve Cultura Cumbia: “Hacer este festival este año es una expresión política”

Con la combinación de los chilenos Chico Trujillo, Meta Guacha y Sudor Marika, llega mañana a La Plata el festival que cruza estilos, clásicos y revelaciones de uno de los géneros musicales más populares de Argentina y América Latina.

607

Artistas internacionales, acceso gratuito y una inclasificable variedad de personas son algunos de los pilares que hacen al festival Cultura Cumbia, una movida sin precedentes dentro de uno de los géneros más populares de Argentina y Latinoamérica. Con una grilla que incluye a los exitosos chilenos Chico Trujillo o los fundacionales de la cumbia villera Meta Guacha, el festival desplegará este sábado 25 su cuarta edición en el Galpón de las Artes de la ciudad de La Plata.

“Estamos muy contentos por este cuarto año de Cultura Cumbia, aun a pesar de que estamos en una coyuntura complicadísima para la producción cultural en la ciudad, más para la cultura independiente”, dijo a Contexto Oscar Benítez, organizador del evento. Desde su debut en 2013, el festival logró ofrecer un nuevo escenario para la cumbia, alternativo al circuito del boliche y la megadisco, y donde la música diluye fronteras de identidad y clases sociales.

“Es un momento especial para hacer el festival. También es una expresión política poder presentar un festival gratuito, que sea en un espacio público, con una gran propuesta artística. Esta es nuestra idea de lo que debe ser el acceso a la cultura”, agregó Benítez.

A la lista de artistas se les suma el sonido experimental rockero-tropical de los porteños Cumbia Hasta El Lunes, y los emergentes Sudor Marika, agrupación que combina ritmo y activismo de género en clave queer a la manera de artistas como Chocolate Remix o Tita Print, cuya impronta logró hacerse en los últimos años un lugar a los codazos en un ambiente –al igual que el rock o el folklore– aun dominado por los varones.

“Poder reunir en un mismo espacio a artistas de las distintas vertientes y escenas cumbieras de Argentina y América Latina va de la mano con lo que representa el festival. No solamente lo musical, sino todo lo que está alrededor de eso. Hay circuitos muy diferentes con artistas que quizás no se encuentran”, sostuvo Benítez.

La propuesta este año colocará en una misma jornada a los consagrados Chico Trujillo, mezcla de sonido tropical clásico y de reminiscencias punk, junto a los platenses Cumbia Callejera, que desde el barrio de Los Hornos vienen batallando el underground local.

“Hay miles de bandas en todos los barrios, que son los que le van dando forma al sonido cumbiero contemporáneo y también al sonido cumbiero del futuro. Por eso es muy importante que haya una banda como Cumbia Callejera, que son platenses y manejan el sonido contemporáneo y fresco de hoy”.

Sin duda, otro de los momentos más esperados será la aparición en escena de Meta Guacha, parte fundamental del puñado de grupos surgidos en el génesis de la bautizada “cumbia villera”, esa cruda respuesta poscrisis de 2001 a la cumbia pop romántica de los noventa, que pasó de un subgénero musical a un fenómeno cultural. Con hits como “Alma blanca” o “Cumbia chapa”, Meta Guacha pasó al primer podio de la cumbia marginal junto a Damas Gratis, Pibes Chorros, Yerba brava, entre otros.

“Meta Guacha ya es un clásico que trascendió fronteras y estratos sociales más allá de la propia cumbia. Cuando arrancamos con esto, ‘cumbia villera’ fue un nombre que la prensa y las discográficas pusieron para generar un golpe comercial. Tan solo éramos una banda que empezó a escribir letras sobre la vida en los barrios carenciados”, dijo a Contexto el vocalista y fundador de la banda, Traiko Pinuer, cuya agrupación hoy llena estadios en Chile y realiza giras periódicas por México.

“La cumbia villera trascendió una frontera social que la cumbia en sí nunca había cruzado. Esto siempre fue una música de negros. Nosotros empezamos gritando nosotros mismos que éramos unos negros de mierda. Era algo que no se mostraba. Empezamos cantando en contra de los chetos y con los años terminamos tocando en los mismos bares de chetos de todo el país. Rompimos una barrera que nunca se había roto”, explicó Pinuer.

En esta línea, Oscar Benítez observa a Meta Guacha como parte del “último gran sonido cumbiero que surgió en América Latina”.

Tanto el cantante de Meta Guacha como la propia organización del festival coinciden en una mirada de reconocimiento que, en lo últimos diez años, logró que la cumbia adquiriera respeto y consideración de sectores de la cultura donde antes eran marginales. “La clase media empezó a escuchar cumbia desde otro lado, tal vez tomándosela más en serio y no como ‘sólo joda para bailar y listo’. Son claramente artistas clásicos que marcaron el rumbo de artistas de hoy como Rocío Quiroz o Los Turros. Esto demuestra que la cumbia está viva”.

Cultura Cumbia tendrá lugar este sábado en el Galpón de las Artes (71 entre 13 y 14), donde a partir de las 14 hs comenzará la música con los sets de DJ Limón y DJ Gurú y la sección de vinilos de Facundo Vera, para luego cerrar la noche con las bandas en vivo. Una ocasión para celebrar que, a pesar de los tiempos duros, la cumbia sigue sonando fuerte.