Gremios de la CTA Autónoma, la CGT y organizaciones sociales se movilizaron este mediodía por el centro de La Plata hasta la Casa de Gobierno contra la reforma laboral impulsada por el gobierno de Mauricio Macri y por la caída del empleo en la provincia que gobierna María Eugenia Vidal.

La iniciativa fue de los trabajadores del Astillero Río Santiago, quienes desde el año pasado le exigen inversiones a Vidal para el desarrollo de la empresa. También participaron los gremios nucleados en la CTA Autónoma que conduce Oscar de Isasi, gremios de la CGT que no siguen la línea del triunvirato, y las organizaciones sociales CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC).

La protesta se realizó mientras el oficialismo impulsa el proyecto de ley de reforma laboral. Ayer, los gremios consideraron que esa normativa apunta a “flexibilizar las condiciones laborales en perjuicio de los trabajadores”.

Los gremialistas anunciaron la próxima gran movilización contra la reforma laboral, que será hacia el Congreso de la Nación el 6 de diciembre. Ese día confluirán en la calle las dos CTA, los gremios de la CGT que forman la Corriente Federal y organizaciones sociales y políticas.

Los gremialistas anunciaron una gran movilización al congreso contra la reforma laboral para el 6 de diciembre. Ese día confluirán las CTA, los gremios de la CGT que forman la Corriente Federal y organizaciones sociales y políticas

“Ellos vienen por la precarización laboral, nosotros venimos a exigirles la continuidad laboral de los compañeros a los que se le vencen los contratos el 31 de diciembre”, afirmó Oscar de Isasi. “Estamos en contra de la reforma laboral, en contra de la reforma del sistema provisional y en contra del negocio privado en la salud’”, agregó, en referencia a las principales cartas políticas que se juega el macrismo.

Y de cara a los inicios de las paritarias en la provincia, el titular de la CTA-A señaló que “le decimos a la gobernadora que venimos a defender el salario de los trabajadores y trabajadoras y que vamos a dar pelea”.

Por su parte, el secretario general de ATE Ensenada, Francisco Banegas, indicó: “Vamos a proteger el trabajo en toda la región, defendiendo nuestros derechos frente a la reforma laboral que va a perjudicar conquistas que se han conseguido después de tantos años de lucha”.

En el caso del Astillero, pidió a la gobernadora la “decisión política para dotar al ARS de inversión, seguridad y financiamiento”.

En tanto, las organizaciones sociales plantearon la necesidad de que se declare la emergencia social y alimentaria en la provincia, otro reclamo de vieja data que ha postergado la gobernadora.