Rubén Dri: “El macrismo está peleando por crear un nuevo sentido común”

El teólogo y militante presentó ayer su nuevo libro "Las dos Iglesias" en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP. Habló sobre la lucha por un cristianismo popular que resista contra el dogma oficial imperialista.

476

Hablar de los lazos tendidos entre la militancia política y una nueva forma de pensar la religión desde una perspectiva popular y de derechos humanos es hablar de manera ineludible de la obra de Rubén Dri. El reconocido teólogo, filósofo y referente del Movimiento de Sacerdotes del Tercer Mundo presentó ayer en La Plata su nuevo libro, Las dos Iglesias, obra que se suma a la veintena de títulos sobre política, religión y filosofía publicados por el autor.

La presentación se llevó adelante en la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, institución donde Dri también fue premiado con el título Doctor Honoris Causa en diciembre del año pasado.

En este caso, hizo su paso por la casa de estudios platense para dar lugar a esta obra donde condensa la gran discusión que, según el propio autor, atraviesa la historia de su vida: poner de manifiesto el camino de un Jesús popular, negado por el dogma del catolicismo oficial, luchador por los pobres y militante de la liberación de los pueblos.

“Uno observa las cuevas donde vivían María y José y luego observa en el Vaticano las construcciones, la riqueza y esa demostración de poder absoluto; allí se puede vislumbrar el germen mismo de dos Iglesias distintas”, manifestó Rubén Dri frente a un auditorio colmado de estudiantes, docentes y colegas.

“La contradicción entre esas dos Iglesias es la gran crisis que atraviesa mi vida y es lo que he tratado de poner en este libro. El tema central es el poder, dos tipos de poder”, sostuvo el autor de esta obra, cuyo eje principal ladea entre dos tipos de Iglesia, que Dri define como la profética y la sacerdotal.

Lo profético deviene del proyecto original encarado por Jesús y sus discípulos, basado en una construcción de una sociedad igualitaria, de abajo hacia arriba, cercana a los humildes y pensada en colectivo. Lo sacerdotal, en cambio, acontece entre los siglos IV y V, ante la necesidad de erigir un imperio absoluto en nombre de la institución cristiana y, como tal, bajo la necesidad de borrar todo rastro del camino auténtico de Jesús.

“La militancia revolucionaria de Jesús se dedicó a tomar elementos de la vida religiosa y resignificarlos, en la búsqueda de la construcción de un nuevo sentido común. tenemos que seguir dando para construir poder popularmente”

“Rubén es uno de los grandes intelectuales de la Argentina, tan importante hoy, en estos tiempos, cuando muchos intelectuales se quedan callados. Este libro que presenta habla justamente de la necesidad de tomar posición en un mundo que necesita seguir siendo transformado”, expresó la decana de la casa de estudios y diputada provincial electa, Florencia Saintout, quien participó de la presentación junto al psicólogo e integrante del colectivo Teología de la Liberación, Rafael Villegas, y el profesor y colega de Dri, Antonio Fenoy.

“Estamos en un tiempo donde nos toca resistir, nos toca decir que no. Tal como dijo Jesús a los poderosos, como lo hicieron tantas generaciones, un tiempo donde no podemos sentarnos a hacer ningún tipo de concesiones, y hay que tener claro quién es el enemigo”, agregó Saintout.

El autor del libro se explayó en los postulados básicos que trazaron el proyecto original de Jesucristo, a quien definió como militante de una causa igualitaria y de una teología de la vida, por encima del dogma oficial que construye una teología de la muerte, de la resurrección de un sujeto abstracto funcional al capitalismo.

En un paralelismo con diferentes puntos de la historia e incluso hasta la actualidad argentina, Dri sentenció: “La militancia revolucionaria de Jesús se dedicó a tomar elementos de la vida religiosa y resignificarlos, en la búsqueda de la construcción de un nuevo sentido común. Fíjense qué importante eso: hoy en día el macrismo está peleando por crear un nuevo sentido común. Esa es una discusión que tenemos que seguir dando para construir poder popularmente”.

Quizás uno de los puntos más significativos de la aparición de esta nueva obra a la ya consagrada carrera de Dri en la actualidad y el escenario político vigente se resume en uno de los pasajes del libro donde el autor invita a sus lectores: “Hay que volver a Galilea, reconstruir el movimiento, volver a las bases y a sus valores de amor y alegría”. Una propuesta para pensar las discusiones que se vienen dando desde los pasos de Jesús.