Cristian Jure presentará su película Alta Cumbia en la Casita de los Pibes de Villa Alba. Lo hará esta tarde junto a los músicos Gonzalo Ferrer y Hernán Coronel, el actor Diego Cremonesi y la diputada provincial electa Florencia Saintout.

Alta cumbia, una película de negros tuvo su preestreno en la Villa 20 de Lugano, recorrió las salas de todo el país y ahora volvió a los barrios. Un film que mezcla documental y ficción, que le hace justicia a un género musical en el que –como dice Pablo Lescano, uno de sus precursores– “no hay chamuyo”.

El director Jure presentará la película este martes en la Casita de los Pibes, ubicada en 122 y 609, de la localidad platense de Villa Alba, un espacio de contención y participación donde se desarrollan actividades culturales, talleres de oficios y emprendimientos productivos.

“Cuando nos invitaron, dijimos inmediatamente que sí. Se hace un gran trabajo en la Casita, son compañeros indispensables”, dijo Jure a Contexto antes del evento organizado por la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP, el Festival de Cine Latinoamericano de La Plata (FESAALP) y Cultura Cumbia.

Allí también estará la decana de la unidad académica y diputada provincial electa por Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, así como algunos de los protagonistas de Alta cumbia: los músicos Gonzalo Ferrer (Amar Azul) y Hernán Coronel (Mala Fama), y el actor Diego Cremonesi.

Jure explicó que no fue fácil llevar al cine la historia de un género musical sobre el que todavía existen muchos “prejuicios”, pero consideró que “esas fronteras culturales se van derribando”.

“Como todas las expresiones culturales de los sectores populares, tarde o temprano terminan ocupando el lugar que se merecen, como pasó con el tango, el rock, el jazz o el punk. Con la cumbia villera está pasando lo mismo, y nosotros somos afortunados porque estamos siendo partícipes de esa evolución”, subrayó.

En Alta cumbia están presentes los orígenes de la cumbia villera, a fines de la década del noventa, y su explosión en plena crisis de 2001. La historia ficcionada de un joven que en esos años perdió su empleo en una productora, terminó viviendo en la villa y vendiendo CDs piratas, articula los testimonios de reconocidos artistas de bandas como Damas Gratis, Pibes Chorros, Flor de Piedra, Pala Ancha, Re Piola, Yerba Brava, Los Gedes, Supermerk2 y Meta Guacha.

Lo alegre y lo festivo son partes esenciales de la película, que pone en primer plano la música, pero fundamentalmente “plantea una serie de preguntas sobre una situación que ha sido muy desigual en aquel 2001 y que es muy agobiante en estos días”.

“La cumbia villera tuvo su origen en aquella crisis y, seguramente, esta crisis que se está gestando ahora tenga su propia música. No creo que sea la música villera, aunque la cumbia sigue diciendo muchas cosas que otros no dicen. Basta con escucharlo al Pepo para que quede claro por dónde pasan los sentimientos de los pibes de los barrios. Hay muchas cosas que se resignifican”, explicó Jure.

La proyección de Alta cumbia en la Casita de los Pibes se realizará a partir de las 17 hs con entrada libre y gratuita. Luego habrá una charla-debate con el director, los protagonistas y la decana de la Facultad de Periodismo.

Como dicen los pibes de Villa Alba al promocionar el evento, será una oportunidad para “conversar con estos compañerxs y músicos populares que le ponen sentir, palabras, imágenes y ritmo a lo nuestro”.