Decenas de periodistas se reunieron ayer en el centro de La Plata para brindar apoyo a los empleados de la agencia DyN, ante su inminente cierre después de 35 años de servicio. El gesto de solidaridad ante la posible pérdida de cien puestos de trabajo se enmarca en un proceso de crisis para los medios de comunicación, presionados por una economía en retroceso y, a la vez, un mapa de concentración mediática de las firmas más poderosas, hoy casi voceras del oficialismo.

Según datos divulgados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (Sipreba), sólo en 2016, un total de 1.285 trabajadores habían quedado afuera de la empresa en la que se desempeñaban. Aunque con cifras estimativas, tanto Sipreba como Fatpren dijeron a Contexto que, a 2017, el número aumentó a unos 1.500 despidos solo en Buenos Aires, a los que se sumarían las inminentes cien cesantías más de DyN. A su vez, a este número de despidos deberían agregarse aspectos como retiros voluntarios o jubilaciones anticipadas, figuras legales que firmas como La Nación y Clarín han utilizado para recortar personal de manera indirecta sin apelar al despido.

Por su parte, en el resto del país se calculan unos 1.000 despidos más, a los que, de 2016 a esta parte, se deben incluir las cien cesantías recientes del medio entrerriano El Diario, cuyo propietario es el actual ministro de Agroindustria de la Nación, Luis Etchevehere.

“Pensemos que solo en Buenos Aires cerraron el Buenos Aires Herald, la revista Veintitrés, El Argentino digital; CN23 pasó de ser un canal de noticias a un canal de enlatados. También hubo 34 despedidos en Splendid y Rock and Pop. El contexto es ese este año y es muy preocupante”, dijo a Contexto el titular de Sipreba, Fernando Dondero, quien remarcó casos de “250 retiros voluntarios en Clarín y otros 30 en Página/12”.

“En el caso de DyN, quien manda principalmente es La Nación y Clarín. No hay una decisión desde el punto de vista económico en la liquidación de la agencia. Es una decisión política”, expresó Dondero.

“No hay una decisión desde el punto de vista económico en la liquidación de la agencia. Es una decisión política”

En el proceso de despidos, traspasos y desfinanciamientos en el mundo mediático se combinan intereses económicos con políticos, acorde a los movimientos del poder. Cabe recordar que en los últimos años se destacaron hechos que reflejaron la voluntad de suprimir las voces críticas al gobierno, como es el caso de la separación de Víctor Hugo Morales de radio Continental, a principios de 2016, hecho que incluso pudo contemplarse al aire.

Este año, en tanto, tuvo lugar un episodio similar con el exitoso programa Economía Política, conducido por Roberto Navarro, levantado en septiembre de 2016 por presiones del gobierno sobre C5N, en una presunta línea editorial que buscaría eliminar el periodismo opositor. Navarro volverá este año, pero a través de streaming en la web.

A ellos se suman los despidos en CN23, donde casi la totalidad de los 160 trabajadores del canal fueron despedidos a principio de 2016.

Una parte importante de estos casos apuntan al grupo empresarial Indalo, bajo la administración de Cristóbal López, quien compró varios de los medios antes pertenecientes a empresarios como Sergio Szpolski o Daniel Hadad. El famoso portal Diario Registrado, también dependiente de Indalo, sufre las consecuencias de las maniobras financieras de la empresa, cuyos salarios están siendo abonados hasta en seis partes.

En esta línea, también fue anunciado esta semana por el sector gremial el quiebre de la mítica Radio Rivadavia, con cien puestos de trabajo ahora a la deriva.

La sumatoria de cifras, solo seguida a través de la publicación de datos en medios, llevaría el número final a unas 2.700 potenciales cesantías en el ámbito de prensa en 2017.

Jornada solidaria con DyN

Por su parte, periodistas de toda la provincia articularon la comunicación para realizar actividades de solidarización con los trabajadores de DyN. En es marco, el monumento a José Luis Cabezas de plaza San Martín, en La Plata, fue el escenario donde decenas de trabajadores y referentes gremiales del ámbito periodístico local llevaron adelante una foto grupal con una consigna en común: No al cierre de DyN.

“Los trabajadores de La Plata, Berisso y Ensenada nucleados en el Sindicato de Prensa decidimos acompañar esta iniciativa porque todos los trabajadores de la comunicación estamos preocupados por la situación de DyN. Estas decisiones, por lo general, las empresas las basan en cuestiones económicas, pero hay un ambiente de precarización que este momento político permite que se fomente, por desgracia”, dijo a Contexto el referente del Sindicato de Prensa Bonaerense (Siprebo), César Acuña.

El gremio ya había emitido un comunicado donde expresaba: “Desde esta entidad gremial sostenemos que los trabajadores no deben ser ni la variable de ajuste ni los máximos perjudicados por las decisiones de las empresas, en cualquiera de sus rubros”.

A su vez, la actividad fue acompañada también por la delegación de ATE en radio Provincia, el medio estatal que este año también sufrió los ajustes y reacomodamientos del poder en su estructura de trabajo. El referente Sebastián Moyano dijo a Contexto: “En este marco donde cada vez se tiene más a una única voz, que es la del gobierno, es importantísimo brindar apoyo a los trabajadores y llamar a la unidad. Es una iniciativa que da cuenta de la solidaridad que hay para defender la libertad de expresión”.