Mar del Plata: “El diálogo para el municipio fue reprimir a los trabajadores”

Así lo consideraron cooperativistas tras el agresivo accionar policial en Mar del Plata.

186

Los cooperativistas de diferentes organizaciones que reclamaban por salarios impagos fueron reprimidos durante un violento desalojo en la Secretaría de Desarrollo Social de Mar del Plata, comandado por Cambiemos de la mano del intendente Carlos Arroyo.

Según relataron los presentes, el edificio de Desarrollo Social, ocupado por cooperativistas hace cinco días, amaneció con Infantería bloqueando sus dos puertas principales, no dejando entrar ni salir a nadie: ni a trabajadores municipales ni a cooperativistas. Posteriormente, llegaron más colectivos de esta fuerza de seguridad e ingresaron por una puerta lateral, sorprendiendo así a quienes estaban dentro y avanzando con una represión que incluyó golpes, balas de goma, gases y detenidos, que fueron liberados por la tarde.

Tras la represión, salió a dar la cara por parte del palacio municipal marplatense Guillermo Schütrumpf, subsecretario de Desarrollo Social, quien aconsejó “preguntarle a la policía” por el violento desalojo, ya que ningún funcionario estaba en el lugar, deslindando así las responsabilidades de la gestión de Arroyo.

“No me puedo hacer cargo si la policía le apunta con un arma a la gente”, agregó el subsecretario, y remarcó que “nunca hay necesidad de llegar a hechos de violencia” y que el gobierno mantiene “diálogo permanente” con muchas cooperativas de Mar del Plata.

“El diálogo lo cortaron ellos. El diálogo para el municipio fue reprimir a los trabajadores”, dijo a Contexto Marcos Carboni, referente del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), una de las agrupaciones que ocupaban el lugar, quien denunció que un cooperativista fue apuntado con una 9 milímetros en la cabeza. “Responsabilizamos a los funcionarios de esto”, agregó.

Los cooperativistas venían realizando un trabajo de mejoramiento de viviendas, construyendo entre 25 y 30 metros cuadrados en casas para mejorar la calidad de vida de los vecinos. Este acuerdo fue firmado en noviembre del año pasado y comenzaron a trabajar este año. Al no recibir remuneración, las obras fueron paradas, ya que no sólo no habían cobrado los pagos, sino que el envío de materiales también se detuvo.

“Nosotros queremos trabajar y cobrar como lo hacen todos los trabajadores: laburás todos los meses y tenés que cobrar. Ellos laburan y cobran, pero nosotros no”, agregó Carboni.

A pesar de que el subsecretario de Desarrollo Social apuntó hacia la policía, los ediles del Frente para la Victoria (FpV) pudieron dialogar con el comisario a cargo del operativo. Según explicó a Contexto Marina Santoro, concejal del FpV y presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del recinto marplatense, el efectivo señaló que no había una orden judicial para la represión, sino que había sido una decisión política, aunque no afirmó quién la había dado.

“De ninguna manera, ninguna demanda social debe ser respondida con represión. Estamos totalmente en contra de los métodos utilizados por el gobierno, que en vez de dialogar reprime a trabajadores que están pidiendo trabajo”, dijo a este medio Santoro.

Cabe destacar que Mar del Plata es la ciudad del país con mayor cantidad desempleo. Según la última medición del INDEC, durante el primer semestre de este año alcanzó al 11, 8% de la población, con 34 mil marplatenses desempleados.

“Evidentemente, si los números no cierran con la gente dentro, lo que piensan es disciplinar y ordenar la situación social con represión. Nos preocupa que este haya sido el primer hecho tan violento y creemos que casualidad efectivamente no es”, dijo la concejala Santoro, quien repudió la actitud negadora del municipio. “Es lamentable, porque tampoco lo repudian”, concluyó.