Hospitales en crisis y subejecución del presupuesto de salud

Legisladores del Frente para la Victoria presentaron un pedido de informes para saber qué sucedió con la partida asignada a salud. Señalaron la profunda subejecución, sobre todo en áreas sensibles. Advierten que se gastó menos de la mitad. Mientras, los hospitales de la provincia están saturados.

265

n La Plata, con 132 años de historia recién cumplidos, el Hospital Interzonal General de Agudos General José de San Martín es uno de los más importantes de la región y caso testigo del delicado estado de la salud pública en la provincia de Buenos Aires: falta de insumos, medicamentos y aparatología son solo algunos de los problemas que enfrentan diariamente sus trabajadores.

“Hay cada día más pacientes, estamos escasos de insumos y no hay medicamentos. Se está trabajando muy mal en el hospital”, dijo a Contexto Andresa Martínez, delegada de ATE en el San Martín. “Esta situación se ha acrecentado en el último tiempo”, agregó.

Según informaron desde ATE, cada día son más los pacientes que recurren a los hospitales públicos. Según los últimos índices del INDEC, la desocupación escaló en La Plata a un 10,2% durante el primer semestre de este año, mientras que la pobreza llegó al 30,8%, convirtiéndose así en una de las ciudades con mayor grado desigualdad del país. En este contexto de desempleo creciente, muchos platenses que antes podían recurrir al sector privado hoy se vuelcan a la salud pública, que no está preparada para recibir tal caudal de gente.

En este punto, desde ATE advierten que no dan a basto y que los profesionales no son suficientes. “Hay sobrecarga de turnos y una impresionante falta de personal. Se trabaja mal porque se sobrecarga a los compañeros a cargo”, explicó Martínez, quien remarcó que tanto los recursos humanos como la aparatología escasean.

“Hay cada día más pacientes, estamos escasos de insumos y no hay medicamentos. Se está trabajando muy mal en el hospital”, dicen en el h.I.G.A San Martín.

“La mayoría de los pacientes son de recursos muy bajos, y lo peor es que no podemos brindarle ni siquiera la medicación”, sostuvo Martínez. “No se puede trabajar como corresponde y brindar un servicio que sea realmente gratuito y de calidad”, agregó la delegada de ATE.

“Dicen que el presupuesto es de carácter progresista y realmente después no lo ejecutan. Una cosa son los números que puede tener, pero si después resulta ser un dibujo, en definitiva de progresista no tiene nada. Al contrario, estamos hablando de programas muy sensibles”, dijo el diputado provincial del FpV José Ignacio Rossi.

Los legisladores señalan que, por ejemplo, el dinero correspondiente al Plan Provincial contra el Cáncer era de 606 millones y tan sólo se han gastado 104 millones, mientras que lo destinado al área de Rehabilitación eran 9 millones y prácticamente no se gastó nada.

La salud “es una área sensible para la sociedad, más que nada para aquellos que menos tienen y que no tienen otra alternativa que recurrir al Estado”, sostuvo el legislador.

Según el pedido de informes, en Emergencias Sanitarias, de 688 millones destinados tan sólo se han gastado 94; en Salud Mental y Adicciones, de 467 millones sólo 52; y del Programa Materno Infantil y Nutrición, con 460 millones pautados tan sólo se han gastado 191. Otro de los puntos fuertes donde la subejecución es marcada son los programas de anclaje territorial, destinados a los barriospara descomprimir la situación de los hospitales: de los 239 millones asignados a Salud Comunitaria tan sólo se han gastado 19, y en las Unidades de Pronta Atención solo se utilizaron 55 de los 762 presupuestados.

“No podemos tomar en serio un presupuesto para el año que viene diseñado por la gobernadora cuando en áreas tan sensibles no se está ejecutando. Creemos que el gobierno destinó poco dinero; pero, además, el presupuesto que ellos mismos plantearon y fue aprobado en el año anterior ni siquiera fue ejecutado”, dijo el legislador del FpV de cara al presupuesto 2018.