La Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), a través de su Centro de Estudios para el Desarrollo, hizo un informe llamado “Gasto o inversión pública, ¿de qué hablamos, cuando hablamos de presupuesto universitario?”, en el que hace una crítica al presidente Mauricio Macri por sus declaraciones en contra de las Universidades públicas y sus trabajadores cuando presentó sus reformas laborales, dos días después de las elecciones legislativas.

En aquella ocasión, Macri cuestionó la cantidad de docentes, Universidades y gremios que hay en el país, y lanzó livianamente que eso atenta contra al “eficiencia”, como argumento para recortar los presupuestos asignados a las casas de estudio.

Como contrapartida, el informe sostiene que, en comparación con países latinoamericanos como Brasil y Chile, aquí el porcentaje de la población que accede a la educación es superior. Mientras en los países limítrofes es del 3% y la mitad de ese número va a la Universidad pública, “en Argentina el 4,3% de la población concurre a la universidad y el 3,4% a la universidad pública”.

El estudio resalta las políticas llevadas a cabo durante los gobiernos kirchneristas para aumentar el acceso y la graduación universitarios. “En la universidad de la dictadura, en la de los años del presidente Alfonsín, en la de la década menemista o en la de la primera Alianza, se graduaban menos estudiantes que ahora”, dice el informe, que cuestiona la relación que hizo Macri entre la cantidad de nombramientos docentes y la cantidad de estudiantes egresados.

“En este sentido, es importante indicar que mientras la cantidad de estudiantes de las universidades públicas creció sólo el 13% como dijo el presidente, el aumento en la cantidad de graduados más que duplicó esa cifra, demostrando uno de los éxitos de las políticas implementadas”, sostiene.

“mientras la cantidad de estudiantes de las universidades públicas creció sólo el 13% como dijo el presidente, el aumento en la cantidad de graduados más que duplicó esa cifra, demostrando uno de los éxitos de las políticas implementadas”

El Centro de Estudios para el Desarrollo afirma que en lugar de cuestionar la cantidad de docentes y de Universidades, el rol del Estado debería ser organizar y profundizar las políticas académicas que han venido funcionando exitosamente” y no utilizar como excusa los problemas a resolver para disminuir la inversión en la educación superior de nuestros habitantes”.

Docentes de la UNAJ exigen el pago de sus salarios atrasados

Docentes de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ) realizaron ayer clases públicas frente a la Secretaría de Políticas Universitarias, cuya titular es Danya Tavela, para exigir el pago de sueldos de los 140 docentes contratados. Estuvieron acompañados por la Mesa Ejecutiva de la CONADU, una de las confederaciones que nuclea a los gremios universitarios docentes.

Los docentes presentaron una nota a la Secretaría de Políticas Universitarias para pedir “de inmediato” el pago de los salarios adeudados desde comienzo del ciclo lectivo 2017. A su vez, la CONADU instaló el reclamo en el Congreso de la Nación, en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados.

“La persistencia de esta situación sin ningún tipo de respuesta nos lleva a demandar de su parte una activa y responsable intervención haciendo efectivo el envío de los fondos que permitan pagarles a las y los docentes su trabajo en el presente ciclo lectivo”, señalan los docentes en la carta presentada.

ADEIUNAJ, el gremio que representa a los docentes de esta Universidad ubicada en Florencio Varela, también alertó sobre “la profundización del ajuste” en el presupuesto 2018 en materia de fondos destinados a la infraestructura.