Axel Kicillof: “El neoliberalismo solo trae desgracia”

A doce años del No al ALCA, en un multitudinario acto en Parque Lezama se recordó la figura de Néstor Kirchner, Hugo Chávez y Lula Da Silva y se llamó a resistir la arremetida de los gobiernos de Macri y Temer.

2209

Este sábado 4 de noviembre se realizó un acto en el Parque Lezama (Ciudad Autónoma de Buenos Aires) para conmemorar los doce años del No al ALCA. En la actividad, que tuvo como figura central al diputado nacional y exministro de Economía Axel Kicillof, estuvieron numerosos dirigentes políticos y sociales y se emitió un mensaje en video del presidente venezolano Nicolás Maduro.

En el acto, conducido por la periodista Cynthia García, se reclamó por la libertad de Milagro Sala, dirigente social y parlamentaria del Mercosur, quien hoy se encuentra detenida como presa política del gobierno de Gerardo Morales y Mauricio Macri, detención que ha sido declarada arbitraria por los organismos de derechos humanos de las más importantes organizaciones internacionales. También se reclamó justicia por el asesinato de Santiago Maldonado, el joven artesano que estuvo desaparecido luego de la represión de Gendarmería y cuyo cuerpo fue encontrado a casi tres meses de su desaparición.

Al comenzar el acto, la cantante Teresa Parodi aseguró: “Como tantos otros y tantas otras, yo estuve en ese tren que fue a Mar del Plata y estuve en esa marcha bajo la lluvia para decirle ‘No al ALCA’. Doce años. Como decía Don José de San Martín, ‘la Patria está en peligro y todo está permitido, solo no está permitido no defenderla’”.

Luego habló el secretario general de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado electo por Unidad Ciudadana, Hugo Yasky, quien afirmó: “Vamos a recordar esa epopeya popular que fue cuando en Mar del Plata, hace doce años, se escribió una palabra de solo dos letras: ‘NO’. Una palabra mayúscula. Una palabra de dignidad. La vez que los pueblos de América Latina de pie le dijeron ‘NO’ al imperialismo yanqui, ‘NO’ a los grupos empresarios que de rodilla querían ir al ALCA, ‘No’ a la derecha que en el continente alimentaba ese camino”.

“Fue una encrucijada histórica. Uno de esos momentos en que se produce esa sintonía. Cuando hay ese encuentro entre los pueblos y sus líderes, la historia cambia”, remarcó.

Yasky sostuvo: “Este no es un encuentro de nostálgicos. Venimos acá con toda la convicción y la voluntad de lucha a decirles a Temer, a Macri, a la clase dominante de este continente, que hay un pueblo que sabe que el único camino es la liberación nacional y que eso significa unidad de los países de América Latina, pero no al servicio del imperialismo, sino al servicio de nuestros pueblos”.

El acto contó con numerosa cantidad de dirigentes, entre ellos el diputado nacional y dirigente de La Cámpora, Andrés “El cuervo” Larroque, la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP y diputada provincial electa por Unidad Ciudadana, Florencia Saintout, el dirigente Héctor “El gallego” Fernández, el diputado nacional Carlos Castagneto y parlamentarios de otros países del Mercosur.

Durante su discurso, el diputado nacional Edgardo Depetri afirmó que “la compañera Milagro Sala, el compañero Julio de Vido, el compañero Amado Boudou, están presos por decisión del presidente Macri, que tiene que aniquilar al kirchnerismo y al movimiento nacional para hacer pasar el más violento y brutal plan de ajuste que se impone sobre nuestro pueblo”.

“Queda claro, incluso para aquellos sectores que apoyaron a Macri en el Congreso para ‘favorecer la gobernabilidad’, que sus leyes fortalecieron el gobierno de los ricos, el gobierno de las corporaciones que hoy está llevando adelante un plan brutal que hace que el pueblo cada vez viva peor, esté más desocupado, y que hace que el hambre sea el destino de millones de nuestros compatriotas”, señaló.

Contundente, Depetri afirmó: “Queda claro que este país no lo está gobernando Macri. Lo está gobernando la Sociedad Rural, lo está gobernando Magnetto (Grupo Clarín), lo está gobernando el Grupo Techint, lo están gobernando los sectores financieros. Los que hicieron el golpe militar de 1976, que se asociaron con el menemismo en los noventa y que quisieron convertir el país en una colonia”.

Antes del final del acto, se pasó un video con un mensaje del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en el que el mandatario señaló: “Ha llegado noviembre y desde aquí desde Caracas queremos enviar un saludo a la juventud argentina. En noviembre siempre recordamos la batalla de Mar del Plata, la batalla que hundió y derrotó al ALCA”.

“El ALCA era un proyecto de nueva colonia. Si se hubiera impuesto el ALCA, ¿dónde estaría hoy América Latina? Estaríamos en la peor situación que se nos pudiera ocurrir. Por eso tenemos que recordar la batalla que dieron el gran Néstor Kirchner, el comandante Hugo Chávez, el gran Lula, la batalla por nuestra dignidad. Frente a las mentiras, los engaños, las amenazas, los pueblos acompañaron la batalla de nuestros gigantes. No olvidemos que esa batalla nos permitió vivir la mejor época de nuestros pueblos. La década ganada”, remarcó Maduro.

Por último, el diputado nacional Axel Kicillof se preguntó: “¿Quién dijo que nos íbamos a quedar en nuestras casas muertos de miedo? ¿Quién dijo que íbamos a perder la alegría? Acá estamos, doce años después de un hecho histórico”.

“A veces perdemos de vista en que ratonera querían meter al país y lo que significó ese quiebre […] Ese famoso ALCA era una zona de libre comercio que iba a ser la más grande del mundo, que iba a abarcar a 800 millones de personas, que iba a abarcar el 40% del producto bruto del mundo”, señaló.

Kicillof afirmó que “estaban escribiendo nuestra historia. Estaban definiendo cual iba a ser nuestro futuro. Estaban definiendo cómo íbamos a vivir, de qué íbamos a trabajar y cuáles iban a ser nuestros derechos. Y eso no se estaba definiendo aquí con el voto, en las urnas, lo estaban diseñando en Estados Unidos”.

“Armaron el proyecto del ALCA para sacarnos la soberanía, para sacarnos la libertad y para sacarnos el futuro”, remarcó el diputado.

“Nosotros sabemos que el neoliberalismo solo trae desgracia, y esa desgracia hay que pararla con organización y con militancia”, concluyó Kicillof.