A pesar de la fuerte lluvia caída sobre las calles de La Plata, una multitud se hizo presente a partir del mediodía en las inmediaciones de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires para apoyar al juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias, sometido a un jury de enjuiciamiento compuesto por legisladores mayoritariamente de Cambiemos y el Frente Renovador, en el que fue suspendido por 10 votos contra 0.

Legisladores de diversos sectores políticos, como la senadora del FpV Mónica Macha o la diputada de izquierda Vilma Ripoll, se hicieron presentes ayer junto a referentes locales de la política y el ámbito judicial, como así también organizaciones barriales y sindicatos. La solidaridad ante la avanzada contra el juez Arias se reflejó ayer ante un centro comercial colmado de paraguas y banderas bajo la lluvia, que luego rodearon el palacio para realizar un abrazo simbólico.

Entre los principales estandartes se observaron columnas de la CTA, de la Mesa por los Derechos Humanos de La Plata, la Corriente Clasista y Combativa, así como también de las asambleas de vecinos inundados durante 2013, ocasión en que la actuación de Arias fue crucial.

“Estoy emocionado y agradecido por esto que está sucediendo”, expresó el juez Arias al llegar a las puertas del Senado, donde fue recibido con aplausos y gritos de aliento por parte de vecinos, militantes y colegas. “Las causas por las que me acusan son verdaderas infamias. No hay antecedentes de jury por las cuestiones en mi contra. Acá no hay una cuestión jurídica sino una cuestión política. Está la voluntad de este gobierno, que es totalitario, de allanar el camino frente a eventuales fallos que puedan perjudicar sus medidas”, dijo a Contexto el magistrado que ayer quedó suspendido y ahora está a la espera de los próximos pasos judiciales.

Tras el cálido recibimiento hacia el juez, la concurrencia permaneció durante las primeras horas de la tarde a la espera de la resolución que se llevó adelante puertas adentro del Senado. Allí, el jurado presidido por la presidenta de la Suprema Corte de Justicia bonaerense, Hilda Kogan, estuvo integrado por los senadores Roberto Costa (Cambiemos), Jorge D’Onofrio (Frente Renovador), Héctor Vitale (Bloque Peronista), Pablo Garate (Frente Renovador), Santiago Feliu (Cumplir), y se completó con los abogados Fabián Ramón González, Diego Alejandro Molea, Osvaldo Pisani, Ambrosio Bottarini y José Apaz.

Arias fue acusado por 21 supuestas irregularidades. Entre ellas hay acusaciones de violación de competencia jurisdiccional y una dura imputación por su actuación en la investigación por los fallecidos durante la inundación de La Plata el 2 de abril de 2013.

Una de las denuncias a las que el magistrado hizo referencia en declaraciones a la prensa fue la de violación de competencia realizada por Conte Grand, porque Arias ordenó internar en un hospital a un preso que tenía una infección generalizada producto de la amputación de un miembro y que no podía ser tratada en la cárcel. “Al procurador le preocupa más la competencia que la vida humana, al parecer. Las cosas están invertidas. Es lamentable que un procurador que debería defender el interés general actúe contra el interés general”.

Durante la jornada también se hicieron presentes la referente gremial Estela Díaz, el legislador Juan Manuel Pignocco, el edil local Guillermo “Nano” Cara y Adrián Rodríguez, abogado defensor de la familia de Emilia Uscamayta Curí. “Creo que vamos a tener, por desgracia, más de este tipo de situaciones, porque es parte de este clima de época y de las definiciones políticas que adopta este gobierno”, dijo a Contexto la senadora Mónica Macha.

El abogado y funcionario de la Procuración, Julián Axat, agregó: “Esto es una violación a los derechos de un juez. Principalmente porque se juzga al doctor Arias no por haber cometido delitos, por corrupto o por haberle encontrado causas guardadas, sino porque el pensamiento que motiva sus actos no coincide con el pensamiento de, por lo menos, el procurador que está acusando”. “Es la primera vez en Argentina donde se estaría juzgando a un juez por las motivaciones de sus actos y no por delitos cometidos”, concluyó.

El apoyo a Arias se mantuvo firme durante horas. Concurrió Rosa Schonfeld de Bru, madre del estudiante desaparecido Miguel Bru, y llegaron adhesiones de parte de figuras como el juez Eugenio Zaffaroni, la diputada electa y decana de Periodismo Florencia Saintout, o el referente del gremio ATE, Hugo “Cachorro” Godoy.