La Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) Regional La Plata dio a conocer esta semana que quedaron 142 casas sin terminar, en 7 hectáreas de Melchor Romero, asignadas al Ellas Hacen. Las viviendas iban a ser destinadas a las mujeres que participaban de este programa, pero quedó sin financiamiento ante el cambio de gestión.

Dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, el programa Ellas Hacen llegó a La Plata en 2013, tras la inundación del 2 de abril. No estaba enfocado solo a la autoconstrucción, sino que brindaba contención a mujeres en situación de vulnerabilidad, generando además oportunidades de empleo y formación de la mano de la CNCT.

Las mujeres construyeron las viviendas durante un año y medio en un predio cercano al Hospital de Melchor Romero que fue donado por el Ministerio de Salud. Con la llegada de Cambiemos al poder y de Carolina Stanley al Ministerio, a finales de 2015 comenzó a haber faltante de materiales, y a principios de 2016 fueron retiradas de la construcción, al igual que los capacitadores, y las obras se paralizaron por completo.

“Las casas estaban por entregarse, pero no las entregaron y las mujeres que estaban bajo situación de violencia familiar, con problemas serios para alquilar y con chicos a cargo, se quedaron literalmente en la calle”, explicó a Contexto Alina Pereyra Müller, una de las mujeres que participó hasta febrero en este programa.

“Las casas estaban por entregarse, pero no las entregaron y las mujeres que estaban bajo situación de violencia familiar, con problemas serios para alquilar y con chicos a cargo, se quedaron literalmente en la calle”

“Seguimos luchando actualmente por las casas, pero desde el Ministerio de Desarrollo Social no tenemos ese apoyo”, dijo por su parte Nancy Echeverría, parte del Ellas Hacen.

Pero la avanzada de Stanley no fue solo hacia la construcción, sino también hacia la contención que brindaba el programa. “La guardería no la tenemos más, la psicóloga hace rato que no está con nosotras, ya no tenemos abogados, no tenemos más contención. Desde que cambió el gobierno, cambió todo”, explicó Echeverria.

Una de las mujeres que participaba de este programa era Johana Ramallo, la joven platense que lleva tres meses desaparecida. Según denunció reciente su mamá Marta, desde ese momento “el Estado abandonó” a su hija.

Cabe destacar que durante la gestión anterior el programa ponía especial énfasis en generar herramientas ante la violencia de género, trabajándola también de forma grupal al tiempo que brindaba un salario por el trabajo realizado. De esta manera, quienes participaban del Ellas Hacen lograron tener una independencia económica.

“Muchas estaban con sus parejas porque no podían percibir esa libertad, de no solo independencia sino lo que te genera estar trabajando, generando tu propio ingreso para solventar los gastos tuyos y de tus hijos”, dijo Pereyra Müller.

Hoy las mujeres que siguen en el Ellas Hacen perciben un retiro mínimo y los pocos talleres que continúan no tienen nada que ver con el objetivo con el que había sido implementado el programa en la ciudad.

Los formadores

Desde la CNCT están realizando una campaña de visibilización de este problema, ya que los capacitadores que participaban del programa también se vieron perjudicados al paralizarse la construcción.

“Esto implica dos cuestiones fundamentales: en primer lugar, las mujeres de Ellas Hacen y sus familias no tienen aún los hogares pautados, y, por otro lado, los compañeros y compañeras cooperativistas que están asociados a la CNCT no pueden seguir trabajando”, denunciaron desde la organización.

Según explicó a FM Raíces Joaquín Fernández Sacha, referente de la CNCT, el reclamo llegó a “autoridades de peso” del Ministerio, pero no hay respuestas. “Apuestan a la dilatación y el desgaste”, agregó.