El extitular del CONICET y diputado nacional electo por Unidad Ciudadana, Roberto Salvarezza, señaló la necesidad de conseguir un mayor presupuesto asignado a Ciencia y Técnica (CyT) para frenar un nuevo recorte en el sector, como ocurrió este año. En una entrevista con Contexto, el científico advirtió que la postergación por parte del Ministerio de Ciencia y Tecnología (MinCyT) de los contratos de los becarios posdoctorales del CONICET, como lo ha hecho a lo largo de este año desde el conflicto en diciembre del año pasado, “es parte de un achicamiento del sistema que el ministro Lino Barañao no quiere reconocer pero es evidente a los ojos de la comunidad”.

-¿Qué posicionamiento marca esta postura por parte del gobierno para el futuro del sector?

-Los reclamos son mayores en algunos sectores de la sociedad y en otros de manera más callada, pero el recorte ha sido evidente para todos. Basta con mirar el tema de los subsidios: sólo se ha depositado, de los proyectos institucionales, una pequeña fracción; no hay llamado a concurso de técnicos como se hacía normalmente, no tenemos trabajadores administrativos, y esto es solamente en CONICET.

-El presupuesto para el año que viene sigue la línea de recorte que el de este año. ¿Qué aspectos son los más desfavorecidos por este desgaste?

-Si uno mira el presupuesto de este año, se dice claramente que el CONICET debe buscar aumentar en lo que tiene que ver con asesoramientos y búsqueda de subsidios hacia el sector privado. Hay una asfixia muy clara en cuanto al funcionamiento de los proyectos y las unidades ejecutoras, que sufren una anemia para ejecutar proyectos, y así el sistema se va debilitando y perdiendo su razón de ser. Y no solo en CONICET, sino también en el INTA, que está ahora en la mira, con una buena parte de su personal cuestionada. Si a la gente no le das las herramientas para que trabaje, va a haber un sistema con muchos empleados pero pocos resultados.

-¿Qué tan severo ha sido el recorte en CyT?

-Con respecto al presupuesto, sube lo destinado a ciencia en un 11%, pero por debajo de los niveles inflacionarios que planteó el gobierno para el presupuesto de este año, que era del 15,7%. A su vez, si mirás el porcentaje de inversión en Ciencia y Tecnología en porcentaje del presupuesto, baja del 1,5% del último gobierno kirchnerista, al 1,4% en el primer gobierno de Macri, y ahora al 1,22%. Hay una pendiente muy definida en cuanto a los recortes. Todos los indicadores que busques permiten ver que este gobierno está recortando.

“si mirás el porcentaje de inversión en Ciencia y Tecnología en porcentaje del presupuesto, baja del 1,5% del último gobierno kirchnerista, al 1,4% en el primer gobierno de Macri, y ahora al 1,22%”

Y los recortes también afectan a sectores vinculados. Rectores universitarios reclaman 7 mil millones de pesos al Ejecutivo para el año que viene diciendo que con lo que les da no pueden funcionar correctamente. Lo mismo con salud, donde también hubo una merma. Tenemos un reclamo generalizado en lo que es ciencia y tecnología, educación y salud.

-¿Qué margen de maniobra cree que su bloque puede conseguir en la Cámara de Diputados y en este contexto político, para conseguir mejoras para la CyT?

-El Senado le había dado media sanción al proyecto de ley del legislador Omar Perotti del Frente para la Victoria que buscaba un aumento para CyT, de manera progresiva de acá al año 2030. Ya para el año que viene lo asignado del PBI a CyT pasaría del 0,33% al 0,55%. Ese proyecto fue aprobado con 39 votos a favor y 9 en contra, de Cambiemos. Ese proyecto de ley está en contraposición con el proyecto que envía ahora el Ejecutivo. O sea, mientras toda la oposición coincide en que no podemos desinvertir en CyT, el Poder Ejecutivo la profundiza. Entonces, ahí tenemos una línea interesante para trabajar en el presupuesto 2018, que todavía no llegó a la Cámara. Hay un elemento de muy clara confrontación para la discusión en Diputados, donde hay que poner esto en evidencia y esperamos que la comunidad acompañe para que haya un mejor presupuesto para 2018.