Trabajadores de Salud realizaron una jornada de reclamos en diferentes puntos de La Plata contra la gestión de Cambiemos, en manos de María Eugenia Vidal en la provincia y de Julio Garro en La Plata. Los profesionales del programa Médicos Comunitarios platenses realizaron un paro por el recorte del 20% impulsado desde nación, junto con la posibilidad de la pérdida de varios de los 165 puestos de trabajo distribuidos entre los centros de salud y salas de La Plata.

“El programa conocido como Médicos Comunitarios –ahora llamado Equipos Comunitarios– actualmente está acéfalo. Depende del Ministerio de Salud de la Nación y no tiene funcionarios a cargo. En 2021 dejaría de existir, y paulatinamente están desfinanciándolo. A partir de 2018, según nos anunciaron, se pasará un 20% menos de nuestro salario al municipio”, dijo a Contexto la delegada de ATE Pilar Martín.

La mujer es una de las tantas trabajadoras del programa que cuenta con médicas, obstetras, trabajadoras sociales, acompañantes terapéuticas, pediatras u odontólogas, distribuidas entre las 46 salitas de la ciudad. El trabajo de los y las profesionales garantiza la atención primaria de la salud en el amplio territorio de La Plata.

El vaciamiento ha puesto en jaque la continuidad laboral de sus trabajadores. Cuando comenzó el programa de nación, apuntaba a abrir becas con un objetivo formativo y de vinculación comunitaria con el territorio durante dos años, para que luego esos profesionales pudieran ser absorbidos por la órbita municipal de cada distrito. Esta última instancia, según informó Martín, no se cumplió nunca, y el trabajo se mantuvo de manera permanente en dinámica de becarios y becarias.

“Estamos hablando de compañeras que tienen cinco, seis o hasta diez años de antigüedad laboral. Queremos que nos reconozcan esa antigüedad. Todavía estamos reclamando el aumento salarial de 2017. Como el programa está acéfalo, ni nación ni el municipio se quieren hacer cargo del salario. Queremos un compromiso por escrito de que nuestro trabajo continuará y que todos seremos absorbidos por la Municipalidad”, agregó la referente gremial.

Por lo pronto, desde el Ejecutivo no ha habido respuestas consistentes. Según indicaron desde el bloque de trabajadores, la concejal de Cambiemos y presidenta de la Comisión de Salud platense, Raquel Krakover, les había indicado en una reunión que “no entrarían los 160 trabajadores, ya que no todos son médicos”.

Por otro lado, mientras el reclamo de Médicos Comunitarios se realizaba ayer en las puertas del Palacio Municipal, a pocas cuadras de allí también se manifestaban trabajadores del Programa Federal Incluir Salud (también conocido como “Profe”), hoy despedidos tras la reforma en la dinámica de trabajo, donde las autoridades advirtieron que de los casi trescientos empleados solo conservarían en actividad a cincuenta.

“A mitad de año se firmó un decreto donde el Profe pasa a pertenecer a IOMA y ya no dependería de Salud de la provincia. Fuimos a preguntar qué significaría para nosotros los trabajadores ese pase, pero nunca supieron respondernos, hasta la fecha de hoy, donde nos comunicaron que se oficializaría que 250 de los casi 300 trabajadores quedarían sin trabajo”, dijo a Contexto el trabajador despedido Facundo Inama, delegado de ATE y parte de la junta interna del Ministerio de Salud de la provincia.

El programa Incluir Salud es de carácter federal y abarca a los sectores que están por fuera del sistema de salud y que no puede acceder a obras sociales. Ofrece medicamentos, internaciones domiciliarias, entre otros beneficios, y lleva más de diez años de vigencia.

Otro de los trabajadores del Profe, Agustín Gutiérrez, dijo a Contexto: “No hay explicaciones concretas sobre esta decisión. El propio director del programa, Sergio Tomasini, aclaró estar en contra de la decisión y renunció”.