Arrancaron los comicios estudiantiles en las Facultades de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), donde se eligen las autoridades de los centros de estudiantes, un total de 85 consejeros directivos de las diferentes unidades académicas y 17 representantes para el Consejo Superior.

El proceso electoral se desarrollará hasta el viernes de 8 a 19 hs, salvo este miércoles, que cortará a las 16 para marchar a Plaza de Mayo en reclamo de justicia por Santiago Maldonado, a tres meses de la brutal represión de Gendarmería en la comunidad mapuche de Cushamen que puso fin a su vida.

Desde Bellas Artes, donde Santiago estudió en el año 2009, convocaron a todos los estudiantes de la UNLP. “Tenemos un compañero que estuvo desaparecido durante 78 días y luego apareció asesinado en el río Chubut. No podemos dejar de movilizarnos y de reivindicar lo que siempre dijimos: Nunca Más”, señaló a Contexto la consejera superior Paloma Torello.

El caso Maldonado no es el único tema que preocupa a los alumnos universitarios, que cada vez se ven más afectados por los recortes y el ajuste generalizado del gobierno de Mauricio Macri.

La inquietud creció incluso el lunes pasado, cuando en plena campaña los estudiantes escucharon cómo el presidente volvía a poner en la mira a las casas de altos estudios. “El número de Universidades aumentó en promedio más del 30%, pero la matrícula sólo el 13%, son incrementos que no tienen correlación con la tasa de graduación”, dijo Macri desde el Centro Cultural Kirchner para luego exigirles una reducción del “gasto”.

Torello, que integra la agrupación Bellas Artes por el Cambio, sostuvo que “el ajuste que estamos viviendo, tanto en lo educativo como en lo económico”, y la “quita” de programas de becas como el PROG.R.ES.AR., obligaron a muchos estudiantes a abandonar sus estudios.

“Bellas Artes tenía, en general, una deserción del 10% o el 15% de los inscriptos. Este año llegó al 25%”, detalló la consejera superior, y advirtió que las palabras de Macri contra las Universidades deben interpretarse como un preludio de “privatización de todo lo que tiene que ver con la educación pública”.

Lucas Vialey, actual presidente del centro de estudiantes de Periodismo y Comunicación Social y candidato a la reelección por la agrupación Rodolfo Walsh, también subrayó que se trata de un momento “sumamente difícil” por el “avance neoliberal que todos los días profundiza lo que es la política de ajuste y el recorte en materia educativa”.

“En un año incluso más duro que el anterior, cada una de las políticas del centro de estudiantes estuvo orientada a contener e incluir a muchos compañeros y compañeras que, en este contexto neoliberal, vieron en riesgo su continuidad en los estudios superiores”, explicó el dirigente a este diario, y consideró a su Facultad como “una trinchera para seguir batallando en defensa de la educación pública”.

Son temas que atraviesan por igual a casi todas las agrupaciones que disputan los centros de las diecisiete unidades académicas de la UNLP y las bancas que están en juego en los órganos de cogobierno.

Del otro lado, haciendo malabares para evitar hablar de los atropellos macristas a la educación superior y la difícil situación que atraviesan los estudiantes, se encuentra la pata universitaria de Cambiemos, Franja Morada, que actualmente es conducción en Agrarias, Derecho, Veterinarias y Económicas.

Los comicios del claustro estudiantil se realizan días después de la votación de los docentes. La semana que viene será el turno de los jefes de trabajos prácticos, auxiliares diplomados y graduados, mientras que el viernes 17 de noviembre irán a las urnas los no docentes.

Desde el Rectorado recordaron que son procesos electorales de “particular relevancia”, ya que definirán la composición de la Asamblea Universitaria que el año que viene elegirá al nuevo presidente de la UNLP, así como la conformación de los Consejos Directivos que votarán a los decanos de cada Facultad.