Garro no soluciona la situación de los médicos comunitarios

En medio de la incertidumbre que viven por su futuro laboral, el miércoles las médicas que encabezan el reclamo concentrarán nuevamente en la municipalidad para exigir una reunión con el intendente Julio Garro en la que les garantice su continuidad. Las médicas recibieron apoyos políticos y gremiales.

290

Frente a la falta de respuestas de la gestión de Julio Garro, los 160 médicos y médicas comunitarias que integran el programa Equipos Comunitarios en La Plata –antes llamado Médicos Comunitarios–, han intensificado su reclamo al municipio para ser incorporados a la planta de la comuna y evitar así quedar sin trabajo ante el vaciamiento que sufre la política por parte del Ministerio de Salud de la Nación.

Pilar Martín, obstetra en dos centros de salud platenses y delegada de ATE en Salud, dijo a Contexto que el próximo miércoles realizarán un nuevo paro -el segundo- para llamar la atención de las autoridades. “Vamos a concentrar en la municipalidad para tener una audiencia con Garro. Le pedimos al intendente un compromiso firmado para confirmar nuestra continuidad y no sufrir descuentos del 20% desde enero”, señaló.

El programa brinda atención primaria en los barrios a lo largo y ancho del país. En La Plata son 40 centros donde trabajan 160 trabajadores, mientras que a nivel nacional son 11.000, entre pediatras, generalistas, ginecólogos, obstetras, psicólogas, trabajadoras sociales, odontólogas, enfermeras y promotoras de salud, que se encuentran tercerizados con la figura de becas renovables cada tres meses. Desde que el Ministerio de Salud de la Nación anunció que no continuará con la política, la única alternativa que tienen estos trabajadores es ser incorporados por los municipios.

Además de ver en peligro sus fuentes de trabajo, los médicos piden aumentos salariales para este año, ya que no han tenido porque fueron excluidos de los acuerdos acordados a nivel nacional.

El doce de octubre las trabajadoras que llevan adelante el reclamo en La Plata se movilizaron a la municipalidad para tener un encuentro con Garro, aunque no fueron atendidas. Ese día hicieron visible su situación frente a los concejales.

El último miércoles, el tema ingresó al recinto local. Las médicas tuvieron una reunión con la concejal macrista Raquel Krakover, presidenta de la Comisión de Salud. La obstetra Pilar Martín afirmó que “le presentamos la situación y no estaba al tanto; no nos han respondido seriamente en nada”.

Por su parte el Frente para la Victoria Nacional y Popular, a través del concejal Guillermo Cara, presentó un pedido de informes al Ejecutivo para que dé cuenta sobre cómo va a sostener los puestos de trabajo. “Se supone que el Municipio tendría que ir absorbiendo al personal, pero hasta el momento el intendente Julio Garro no emitió ninguna resolución al respecto”, afirmó Guillermo Cara.

Desde el gremio CICOP también expresaron su solidaridad con la situación de los trabajadores. En diálogo con este diario, Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP, sostuvo que “hemos sido muy críticos con todos los programas focales que había durante la gestión anterior, pero este gobierno directamente los quiere liquidar, no da ninguna salida”. Y añadió: “tienen que ser pasados a las plantas permanentes de los sistemas de salud”.

Los salitas donde trabajan los médicos comunitarios son los primeros auxilios a los que asisten los vecinos de la región. La problemática se vuelve más aguda frente al actual contexto socioeconómico: el Gran La Plata es la cuarta región con mayor índice de desempleo y donde con mayor intensidad ha crecido la pobreza.