Desde las 16 hs, organizaciones políticas, sociales, feministas, familiares, amigos, amigas y autoconvocados se llamaron al espacio público para montar distintas intervenciones artísticas.

Entre las actividades hubo una radio abierta que duró toda la jornada, serigrafías con la consigna “Aparición inmediata de Johana Ramallo”, exposición de fotografías de las marchas anteriores y obras de teatro.

Además, por el escenario montado sobre calle 7 pasaron bandas en vivo, murgas de la ciudad y grupos de poetas a leer sus escritos.

Los presentes coparon la avenida con banderas, pasacalles y carteles con la cara de Johana.

“Ahora, resulta indispensable, que aparezca Johana, el Estado es responsable”, coreaban cada tanto, como en cada manifestación.

Pasadas las 18 hs, la comisión de búsqueda de Johana, compuesta por su madre Marta, mujeres militantes de organizaciones y abogadas de la familia, leyeron el documento formulado por un nuevo mes sin tener noticias de la joven.

“Tres eternos meses sin Johana, una Justicia patriarcal, clasista, burocrática y cómplice, un Estado responsable”, se escuchó por los parlantes montados en la plaza céntrica.

El escrito resaltó que con “una lucha sostenida hemos logrado poner finalmente en marcha el aparato judicial”, por lo cual los tribunales federales están investigando la desaparición de la joven como vinculada al accionar delictivo de las redes de trata. “Los días, sin embargo, se hacen eternos”, sostuvieron.

Luego, se refirieron al manejo del caso de parte del intendente Julio Garro, que “ni siquiera sabe tu nombre”. “Te llamó ‘esta chica’ y le dió pena tu padre, ese que nunca tuviste”, expresaron. Y agregaron que Garro tampoco conoce que Johana es mamá, que a la familia se le voló el techo en la última tormenta, y nunca se acercó al barrio donde viven.

“La hipocresía política de turno sigue poniendo en evidencia que las pibas como vos no le importan”.

También hablaron de la reciente diputada electa por Cambiemos, Carolina Píparo, que se comunicó con la familia a través de la página de Facebook pero, ante el pedido expreso de audiencia con la gobernadora María Eugenia Vidal, respondió “que no tenía llegada” y “nos cerró la puerta en la cara”.

“La gobernadora se jacta de luchar contra el narco y cualquier tipo de delitos, pero los narcos siguen en el mismo lugar y a las pibas las siguen desapareciendo por pobres y por mujeres”, remarcaron.

También exigieron el desmantelamiento de las redes de trata y responsabilizaron al Estado por su encubrimiento.

“La trata de personas con fines de explotación sexual y la prostitución forman parte de un continuum de violencias que tiene sus raíces en las desigualdades estructurales de género, la feminización de la pobreza, el racismo sexualizado, la demanda de mujeres para el mercado prostituyente, la compra-venta del cuerpo de las mujeres, jóvenes y niñas como objetos sexuales, la falta de fuerza de las leyes, las falsas creencias de profesionales de la justicia, y de los intereses económicos creados por la industria del sexo, que moviliza capitales de tal magnitud que pueden superar el PBI de un país”, denunciaron.

Y agregaron que “cada día vemos cómo se profundiza la avanzada hacia un Estado que no respeta los derechos humanos, utilizando la represión y la desaparición de personas como herramienta coercitiva y de disciplinamiento. El caso de Santiago Maldonado es un cruel ejemplo, al igual que tu caso, Johana, y tantas otras pibas desaparecidas para ser torturadas sistemáticamente”.

La jornada se extendió hasta la noche, donde decenas de artistas militantes intervinieron el espacio público para volver a exigir la aparición con vida de Johana Ramallo.

En la lucha

Johana Ramallo fue vista por última vez el 26 de julio en la esquina de 1 y 63, alrededor de las 20 hs. Desde el primer momento, las organizaciones sociales y políticas y colectivos feministas acompañaron a la familia en la visibilización del caso.

El viernes 5 de agosto realizaron una radio abierta en la puerta de la Fiscalía. Cinco días después fue la primera marcha, a catorce días de la desaparición.

El 22 del mismo mes se tomó de forma pacífica el Consejo Provincial de la Mujer, dependiente de la Secretaría de Derechos Humanos de la Provincia de Buenos Aires. “Allí sus funcionarios se comprometieron a acompañar a la familia y se presentó el pedido de cambio de carátula. Nada de eso sucedió”, expresó el documento.

Al mes de la desaparición, se realizó “la marcha lenta de la justicia”, de Fiscalía a Gobernación.

El 6 de septiembre, un día después de que la fiscal Betina Lacki rechazara el pedido de cambio de carátula de averiguación de paradero a desaparición de personas, se tomó de forma pacífica la Fiscalía en repudio a su accionar.

Cuando se cumplieron dos meses de su desaparición, se dio una conferencia de prensa en el Museo Arte y Memoria de la Comisión Provincial por la Memoria y se volvió a marchar a Gobernación.

El domingo 14 de octubre, en el marco del Encuentro Nacional de Mujeres en Chaco, Marta Ramallo presentó el caso ante miles de mujeres de todo el país, “para denunciar que sin una Justicia corrupta, proxeneta y patriarcal, las redes de trata no existirían”.

El 20 de ese mes, a dos días de las elecciones legislativas, se pintó un mural en el Instituto de Formación docente Nº 12, calle 7 y 76, donde Johana debería haber votado.

El martes pasado, 24 de octubre, las abogadas y familiares brindaron otra conferencia de prensa, previa a los tres meses de la desaparición en la CTA de los Trabajadores de Ciudad de Buenos Aires, en otro intento de darle difusión nacional al caso.

Ayer se cumplió otro mes de la desaparición de Johana y “somos cientos en las calles, familiares, amigues, docentes, artistas, militantes, trabajadores que no nos vamos a acostumbrar, crece el dolor y la rabia en los que nos paramos para organizar y transformar colectivamente, porque te queremos de vuelta, porque no vamos a naturalizar tu falta, ni ser cómplices del olvido, de la desmemoria que pretende ser impuesta por intereses inescrupulosos e inhumanos.”, finalizó el documento formulado por la comisión de búsqueda.

La Causa

Hace cuatro semanas, el equipo de abogadas y abogados de la familia Ramallo denunció ante la Justicia Federal por trata de personas el caso de Johana. El organismo tomó vista de la causa y reconoció indicios de que la joven podría ser víctima de ese delito. Como consecuencia, pidió a la Justicia de la provincia que se inhiba de seguir entendiendo la causa y tomó las riendas de la investigación.

“Nos consta que tanto la Fiscalía Federal como el Juzgado Federal han estudiado de forma minuciosa y responsable la causa y desde el primer momento están tomando medidas”, declaró a Contexto Silvina Perugino, abogada de la familia.

Además de apartar a la Policía de la provincia de la investigación, como habían pedido los abogados y abogadas, se están cumplimentando medidas que no se habían hecho en la primera etapa. “Como una serie de allanamientos que los abogados y abogadas habíamos pedido y no se habían llevado adelante” a pesar de que hasta ahora han dado resultado negativo, explicó Perugino.

“Tal vez no sean medidas que nos puedan dar directamente con Johana, pero sí que puedan empezar a plantearnos una pista acerca del recorrido que la obligan a hacer”, declaró a este medio Perugino. Y agregó: “Porque entendemos que ella es parte de un delito y la están forzando a estar ausente de su casa”.

Al principio, la causa estuvo a cargo de la Fiscalía N° 2, con la Dra. Bettina Lacki a la cabeza, y el Juzgado de Garantías N° 5, a cargo de Marcela Garmendia, bajo la carátula de averiguación de paradero. Pero las investigaciones estaban a cargo de la Policía bonaerense y se desarrollaban con inconvenientes y resultados negativos. Por eso el pedido del cuerpo de abogados y abogadas de la familia del cambio de carátula y la inhibición de la Justicia provincial del caso.

“Así que estamos depositando mucha esperanza en que a partir de un trabajo a conciencia que se está llevando adelante se pueda revertir una mala investigación en principio de la Justicia provincial”, sostuvo a este medio Silvina Perugino. Y agregó: “Sabemos que se han perdido los primeros momentos que son claves en ese tipo de investigaciones, pero esperamos que aunque sea un trabajo arduo esto se pueda revertir y nos pueda dar finalmente lo que queremos todos y todas, que es encontrar a Johana”.