Entre el miércoles y viernes de esta semana, se llevarán a cabo las elecciones de directores de los colegios preuniversitarios de la UNLP. De 8 a 18 hs los docentes podrán elegir a los rectores para el período 2018-2022.

Los comicios serán en el Colegio Nacional, el Liceo Víctor Mercante, el Bachillerato de Bellas Artes, la Escuela Anexa y la Escuela María Cruz y Manuel Inchausti. Además de director, se eligen los cargos de asambleísta titular y asambleísta suplente. En estas instituciones votan los docentes regularizados.

Este año habrá disputas electorales por primera vez en la Anexa, el Liceo y el Bachillerato de Bellas Artes, mientras que en el Nacional esto ya venía ocurriendo. Solo en la Escuela Agraria Inchausti no habrá más de una lista.

En el Colegio Nacional hay tres listas candidatas: la oficialista, encabezada por la radical Ana García Munitis, que va por la reelección, y las opositoras lideradas por la profesora de Derecho político, Carolina González, y la de la profesora de Historia, Carina Shuster.

En el caso de Carolina González, su lista es la 26, continuación de la gestión de la ex rectora María José Arias Mercader, precedente de las actuales autoridades. Tanto González como sus compañeros de fórmula Patricio Alarcón e Ignacio Lara, asambleísta titular y suplente, respectivamente, son exalumnos del Colegio Nacional.

González, que da clases de Derecho Político en el colegio desde 2004 y tiene un magíster en Estado, Democracia y Derechos Humanos por la Universidad de Alcalá de España, en diálogo con este medio explicó su propuesta de cara a los comicios.

“Nuestro eje es ubicar al estudiante en el centro de las políticas educativas garantizando no sólo el acceso, sino también la permanencia a lo largo de toda la trayectoria educativa, y estas políticas en el marco de una sociedad que pone a los jóvenes y a los sectores más vulnerables en mayores dificultades para desarrollarse”, afirmó.

González resaltó que su proyecto tiene como base “hacer hincapié en la educación desde los derechos humanos, de los colectivos de migrantes, de mujeres y otros sectores, en pos de trabajar por la inclusión y la real integración y atención de la diversidad presente en las aulas”.

Para esto, remarcó que “es fundamental el rol de la pareja pedagógica del departamento pedagógico y los preceptores, dispositivo propuesto durante la gestión de Arias Mercader, para que trabajen de forma articulada con docentes, no docentes y el diálogo con los familiares”.

En “contraste” con la gestión oficialista, González promovió “la democratización en la elección de jefes y coordinadores”.