Unidad Ciudadana repitió sus críticas ayer al nuevo protocolo ante una amenaza de bomba en una escuela durante los comicios generales del próximo domingo, que fue establecido por la Junta Electoral de la provincia de Buenos Aires de manera unilateral e inconsulta. “Creemos que es innecesario y que puede ser utilizado partidaria e intencionadamente para demorar o impedir la normal participación electoral”, señalaron desde UC.

Para la fuerza que lleva a Cristina Kirchner como primera candidata a senadora nacional bonaerense, estas nuevas reglas de juego “afectarían, eventualmente, al desarrollo del acto electoral y podrían ser utilizados de manera discrecional para una demora o una interrupción no fundamentada del desarrollo de la votación”.

“Dados los antecedentes del Gobierno, desconfiamos del buen uso de este Protocolo que consideramos innecesario y exigimos que no se aplique y, tal efecto, hemos cursado la correspondiente apelación”, completaron las mismas fuentes.

“A las 22.30 horas del día 19 de octubre, la Junta Electoral de la Provincia de Buenos Aires resolvió, a través del Acta número 15, un cambio en las normas del Protocolo del proceso electoral. Un cambio a tan solo 48 horas de las elecciones”, había denunciado UC el viernes en un comunicado oficial.

“Este cambio afecta a los procedimientos de actuación ante posibles amenazas de explosivos, e incluye procedimientos contrarios a la racionalidad. Este Protocolo no existía con anterioridad y no ha sido consultado al conjunto de las fuerzas políticas”, agregaba el pronunciamiento.

Desde UC estimaron oportuno recordar que, sugestivamente, “los distritos donde la oposición obtuvo una buena performance electoral, hubo escuelas que comenzaron a recibir extrañas amenazas de bomba, como nunca desde el regreso de la democracia hasta la fecha, que luego se comprobaron que eran falsas”. También señalaron que “la votación, durante las elecciones PASO de agosto, transcurrió con total normalidad”.

En UC también pidieron otra vez por la transparencia en la realización del escrutinio provisorio: “Unidad Ciudadana comparte el criterio de garantizar la seguridad, transparencia y solvencia del proceso electoral. Para ello hemos reiterado, en muchas ocasiones, nuestra preocupación por la manipulación ocurrida durante la Jornada y la noche electoral del 13 de agosto”.

“Denunciamos que el material informático entregado no tiene el código fuente imprescindible para poder realizar una auditoría. El material no permite ni comprobar ni evaluar su funcionalidad”, concluyeron desde el kirchnerismo.

El acto número 15 fue firmada por los magistrados Roberto Lemos Arias, Hilda Kogan y Juan Manuel Culotta. El texto, en su punto número 8, habilita el cierre del cuarto oscuro y de la urna correspondiente “de concretarse una denuncia y/o amenaza de existencia de un artefacto explosivo en algún local”. Culotta fue objeto de otro cuestionamiento: la asociación civil AJUS pidió que se declare la inconstitucionalidad de su competencia electoral