Mientras se aguarda la identificación del cuerpo que apareció este martes en aguas del río Chubut, con la ropa y el documento de Santiago Maldonado, se multiplican las preguntas y las sospechas en torno a ese mismo hallazgo. En una conferencia de prensa realizada anoche en Esquel, Sergio Maldonado, hermano del joven desaparecido desde el 1° de agosto cuando la Gendarmería reprimió en la comunidad mapuche de Cushamen, dijo que creía que el cadáver fue “plantado”, ya que “no estaba ahí” anteriormente.

Verónica Heredia, abogada de los Maldonado, dijo que “algo sucedió para que haya aparecido este cuerpo en ese lugar”, donde ya se habían hecho otros tres rastrillajes, el primero el 5 de agosto y los otros dos el 8 y el 18 de septiembre.

Los datos son contundentes. Uno de ellos tiene que ver con la profundidad del río. El día en que Santiago fue visto por última vez, tenía apenas 35 centímetros, por lo que es casi imposible no haberlo visto al menos en el primer rastrillaje.

Por otro lado, el cadáver fue encontrado trescientos metros río arriba del punto donde reprimieron los gendarmes: “Que aparezca río arriba no es racional, sobre todo cuando en el lugar hay más agua que antes. No es que el caudal bajó para descubrirlo”, planteó la letrada.

Dudas similares habían sido planteadas horas antes por los integrantes de la comunidad mapuche y la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) que participaron del rastrillaje del martes, encabezado por el juez Gustavo Lleral.

“Hemos vivido una jornada terrible y dolorosa. Fue plantado, una escenografía absoluta”, sostuvo Mabel Sánchez, de la APDH, y detalló que “el cuerpo estaba ahí flotando a la altura de la casilla de vigilancia de la comunidad, en línea recta, un lugar que siempre es visitado y recorrido, no había corriente y estaba sobre unas ramas, no enmarañado sino muy a la vista”.

Algo similar indicó el werken mapuche Fernando Jones Huala: “Plantaron un cuerpo y lo hicieron mal, estaba a varios metros más arriba del lugar donde los testimonios marcaron que lo golpearon y lo subieron [a un móvil de Gendarmería], sino también del punto donde el 5 de agosto la unidad canina determinó que fue detenido Santiago; es decir, que apareció mucho más arriba, en dirección norte, cuando el río desciende hacia el sur”.

Tanto la familia como los veedores del rastrillaje estuvieron unas siete u ocho horas junto al cuerpo para resguardar que nada fuera modificado hasta la llegada al lugar del perito de parte de los Maldonado, Alejandro Incháurregui.

El profesional confirmó que entre las ropas del cadáver se encontró el DNI de Santiago, pero aclaró que eso “no implica de ninguna manera una identificación positiva”.

“Quiero ser muy enfático al respecto: esa identificación se hará oportunamente en la morgue judicial con los distintos métodos de los cuales disponemos”, explicó Incháurregui.

Según se informó, el traslado desde Esquel hacia la morgue de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en la Ciudad de Buenos Aires, sería este jueves a primera hora de la mañana. Allí se realizará no sólo la identificación, con la intervención del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), sino también la autopsia a cargo de los doctores Roberto Cohen, Cristina Bustos y Jorge Herbstein.

“Tenemos que ser cuidadosos. Yo no voy a decir si es o no Santiago porque no lo pude identificar. Hasta no estar 100% seguro no lo voy a confirmar, más allá de que el cuerpo tenga algunos elementos personales”, dijo Sergio Maldonado, hermano de la víctima, y pidió a los medios de comunicación que tengan “cautela, prudencia y respeto”.

Las “barbaridades” de Carrió

La familia también le pidió “respeto” a la diputada y actual candidata de Cambiemos, Elisa Carrió, quien primero afirmó que había “un 20% de posibilidades” de que Santiago estuviera “en Chile con el RIM (sic)” y luego comparó el cadáver hallado en el río Chubut con el de Walt Disney.

“Las declaraciones que tuvo desde que empezó a hablar de Santiago Maldonado fueron muy hirientes. Una dirigente política no puede decir las barbaridades que dijo”, repudió Andrea Antico, cuñada de Santiago.

“Una dirigente política [por Carrió] no puede decir las barbaridades que dijo”, repudió Andrea Antico, cuñada de Santiago.

Sergio, por su parte, comentó ante una pregunta durante la conferencia de prensa que desde el gobierno intentaron comunicarse con la familia, pero que a esta altura, después de más de dos meses y medio, “ya no tiene sentido”. “Eso era al principio, ahora no queremos tener ningún tipo de diálogo. Que se comuniquen a través de Verónica, nuestra abogada”, añadió.

Tras el hallazgo del cuerpo en el río Chubut y mientras toda la Argentina se encuentra expectante por saber si se trata de Santiago, el presidente Mauricio Macri viajó ayer a Uruguay para participar de una Conferencia Mundial sobre Enfermedades No Transmisibles (ENT).

Se fue sin decir una palabra sobre el caso Maldonado, pero ya en Montevideo hizo una escueta referencia a las últimas novedades: “Valoro mucho este encuentro, por eso estoy acá, a pesar de que me toca una semana medio compleja, con situaciones especialmente y particularmente complejas que estamos viviendo en la Argentina”.

Mientras tanto, los organismos de derechos humanos reiteraron ayer que “el Estado es responsable” de la desaparición forzada de Santiago y exigieron, una vez más, la renuncia de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien desde el primer momento encubrió a la Gendarmería y a Pablo Noceti, el funcionario nacional que comandó la represión del 1° de agosto.

“Ya tendrían que haber renunciado”, dijo Nora Cortiñas, integrantes de Madres de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, al señalar a Bullrich, Nocetti y también al juez desplazado de la causa Maldonado, Guido Otranto.

“Hay total impunidad en la actuación de este gobierno. No se puede tolerar que después de haber vivido la dictadura pasemos por esto. A uno le da vergüenza y dolor. Tenemos que tener una democracia que sea ejemplo”, reclamó Cortiñas, para luego condenar las declaraciones de Carrió: “Es una desalmada. No sé cómo se propone para un cargo de gobierno”.