A diferencia de años anteriores, la Municipalidad de La Plata no le brindará el apoyo necesario a los cerveceros locales para la realización de las dos principales fiestas de cerveza de la ciudad: la Fiesta de la Cerveza Artesanal Platense de Meridiano V y el Oktoberfest, de Plaza Malvinas.

Ayer por la tarde, referentes de las organizaciones que nuclean a estos microemprendedores tuvieron una reunión con el titular de la Secretaría de Producción municipal, Rogelio Blesa, y con Horacio Prada, secretario de la Agencia Platense de Recaudación (APR).

Allí, los funcionarios les comunicaron que los lugares en los que usualmente se hacen las fiestas no estarán disponibles, y como opciones ofrecieron el Hipódromo y el Estadio Ciudad de La Plata.

“Nos dan esos espacios sabiendo que la gestión de ambos para nosotros es dificilísima”, dijo a Contexto Leonardo Correa, presidente de la Asociación de Cerveceros Artesanales Platenses (ACAP), presente en la reunión. “La realidad es que no hay disposición del Municipio para impulsar el sector, porque entendemos que los costos de hacerlo en los lugares propuestos van a ser mucho más altos para nosotros”, agregó.

“Los cerveceros artesanales platenses queremos manifestar nuestro descontento con esta decisión que, según entendemos, atenta contra una de las manifestaciones culturales más característica de nuestra comunidad”

Correa añadió que, por su parte, Provincia no está dispuesta a autorizar el Registro Provincial de Comercialización de Bebidas Alcohólicas (ReBA). Ante esto, los productores señalaron en la reunión que en otros cuatro municipios de la provincia se habían hecho fiestas de la cerveza con la autorización correspondiente.

En un comunicado, los cerveceros expresaron los motivos por los cuales la comuna se negó a dar las autorizaciones: “Los argumentos presentados por los funcionarios municipales se enfocan en el riesgo que generaría la venta de bebidas alcohólicas en la vía pública. Sin embargo, y como es de público conocimiento, en ninguna de estas fiestas que se vienen desarrollando ininterrumpidamente y en forma libre y gratuita desde 2011 se produjeron inconvenientes en ese aspecto. Esto, garantizado además por los esfuerzos de organización de los mismos cerveceros buscando mantener la armonía, el orden y el consumo responsable”.

Las dos fiestas se suelen hacer en octubre, aunque este año el gobierno de Garro las pospuso para noviembre por las elecciones. Previo a la reunión de ayer, la comuna había postergado la confirmación de la fecha y los permisos, a pesar de los reiterados reclamos de los cerveceros, que necesitan tiempo para la organización autogestiva. Incluso ayer, antes del encuentro con los funcionarios, los pequeños empresarios se concentraron en las puertas de la Agencia Platense de Recaudación (APR), en 13 y 50, y en la Municipalidad, para transmitir la demanda al gobierno.

“Después del compromiso que había asumido la Municipalidad, hoy (por ayer) fueron para atrás: nos dijeron que no nos van a brindar los espacios que tenemos”, por lo que “no hay apoyo municipal para la realización de la fiesta”, señaló a este diario Rodrigo Zamponi, de la cervecería Monte Longdon.

Meridiano V tampoco

En el caso de la fiesta de Meridiano V que organiza la ACAP, la organización siempre estuvo a cargo de las cervecerías: iluminación, músicos, logística y gazebos. Lo que aporta la Municipalidad es el permiso, los baños químicos y la seguridad.

“Los cerveceros artesanales platenses queremos manifestar nuestro descontento con esta decisión que, según entendemos, atenta contra una de las manifestaciones culturales más característica de nuestra comunidad y que ya forma parte de nuestra identidad ciudadana”, afirmaron en el comunicado.

En la región hay más de trescientos productores artesanales, convirtiendo a La Plata en el polo cervecero más grande del país. Las producciones en los últimos años han crecido, en parte debido a las fiestas que les permiten a los cerveceros tener un contacto más directo con los consumidores.

El año pasado, según datos de sus organizadores, la fiesta de Meridiano V tuvo 80.000 visitantes, con cerca de 20.000 litros de cerveza vendidos, lo que significó un aporte económico considerable para los productores. Además, su realización permite el trabajo de puestos de comidas y de músicos de la ciudad.