En un cierre de campaña anticipado –aunque no se descarta algún otro encuentro antes del viernes–, la candidata a primera senadora nacional bonaerense de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, encabezó ayer una masiva convocatoria en el estadio “Juan Domingo Perón” del club Racing de Avellaneda. Además del nombre del lugar, también la fecha aportó mística peronista: 16 de octubre, previa del 17. La expresidenta no desaprovechó esas señales: “Ser peronista hoy es decir basta Macri con tanta malaria para el pueblo”.

No fue esa la única referencia justicialista de Cristina en la tarde del lunes: “La única lealtad de Macri es con los grupos concentrados de la economía, con las mineras, con sus amigos, con su familia, con los fondos buitre, con Edenor, con Edesur”.

Antes de la exmandataria, su compañero de fórmula, Jorge Taiana, había marcado el camino al recodar que “hoy siguen vigentes las tres banderas principales del movimiento peronista: la justicia social, la independencia económica y la soberanía política”. Según el excanciller, Cambiemos “no quiere” ninguna de esas realizaciones.

Taiana también volvió a reclamar el voto peronista para que UC logre el primer lugar y él pueda entrar como segundo senador por la provincia de Buenos Aires. “Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista”, señaló.

Como especialista en diplomacia, con cinco años como ministro de Relaciones Exteriores, Taiana cuestionó el acuerdo que Mauricio Macri firmó con Inglaterra para “resignar el reclamo de soberanía sobre las Malvinas y para entregar los recursos naturales”. También denunció que “Cambiemos está haciendo todo lo ilegal y lo oscuramente legal para quedarse con las elecciones”.

Cristina también pidió a quienes votaron en contra del oficialismo que ahora apoyen su boleta en las elecciones del 22 octubre para decirle a Macri “así no”. Según la exjefa de Estado, “no hay que ser peronista para recordar qué pasó en 2001, sólo hay que ser argentino y tener memoria”.

“Qué diferencias pueden separarnos entre peronistas contra macri. Si evita viviera, votaría a Cristina, si Perón viviera, votaría por Taiana, y los dos juntos, a unidad ciudadana.”

“Qué diferencias pueden separarnos entre peronistas contra macri. Si evita viviera, votaría a Cristina, si Perón viviera, votaría por Taiana, y los dos juntos, a unidad ciudadana”, agregó.

“Estamos a tiempo de poner un límite. Estamos a tiempo de decirles así no. Es cuestión de sentido común y de patria. No vengo a proponerles que no los voy a traicionar, nunca los traicioné”, dijo Cristina cuando recordó que cuando era diputada nacional se negó a votar la flexibilización laboral que proponía la Alianza de Fernando de la Rúa.

El también conocido como “Cilindro de Avellaneda” lució repleto en sus dos bandejas y ofreció un marco inmejorable para la jornada. Como fue una constante de los actos de UC, sobre el escenario estaban ubicados los postulantes a diputados nacionales, intendentes, dirigentes y sindicalistas. Desde la tarima principal salía una pasarella, la que le permitió a Cristina estar entre quienes habían ido a escucharla.

Cristina no se olvidó de mencionar el caso de Milagro Sala. “Fue arrastrada sola, en un auto sin patente, violando todas las convenciones internacionales”, relató. Antes de terminar, también menciono dos roturas sugestivas: “Nos pararon el Roca y nos cortaron la señal telefónica”.

En primer lugar tomó el micrófono quien encabeza la lista para la Cámara baja, la economista Fernanda Vallejos. “Dijeron que tenían el mejor equipo de los últimos cincuenta años y lo único que hicieron fue ajustar al pueblo argentino y tener un endeudamiento irresponsable”, remarcó.