Estados Unidos e Israel anunciaron ayer su retiro de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). El gobierno de Donald Trump y el de Benjamín Netanyahu acusaron al organismo de tener un “sesgo antiisraelí”. La directora de la UNESCO, Irina Bokova, calificó como “lamentable” la decisión. El sociólogo Atilio Boron aseguró que “Estados Unidos e Israel son dos Estados que se apartan de la legalidad internacional y pretenden imponer prepotentemente su criterio”.

El gobierno israelí y el norteamericano consideran un “sesgo antiisraelí” que la UNESCO reconozca los derechos de los palestinos y que critique las actitudes autoritarias del gobierno de Netanyahu. Ya en 2011 Estados Unidos dejó de pagar sus aportes al organismo, en protesta, porque este reconoció a Palestina como miembro.

La reciente decisión de la UNESCO de declarar a la ciudad cisjordana de Hebrón como Patrimonio de la Humanidad fue tomada por los gobiernos de Trump y Netanyahu como una desobediencia a sus mandatos. Algo que les resulta realmente intolerable.

Mediante un comunicado, Bokova aseguró: “Lamento profundamente la decisión de los Estados Unidos de América de retirarse de la UNESCO”.

“La universalidad es esencial para la misión de la UNESCO de construir la paz y la seguridad internacionales frente al odio y la violencia a través de la defensa de los derechos humanos y la dignidad humana”, destacó.

Bokova también afirmó que “en momentos en que el aumento del extremismo violento y del terrorismo mueve a forjar nuevas respuestas de largo aliento para garantizar la paz y la seguridad en el mundo, luchando contra el racismo y el antisemitismo y combatiendo la ignorancia y la discriminación, la labor de la UNESCO es esencial para reforzar los lazos de nuestra humanidad común frente a las fuerzas del odio y la división”, sentenció.

La directora de la UNESCO concluyó: “En momentos en que la lucha contra el extremismo violento exige renovados esfuerzos en pro de la educación y el diálogo entre culturas, es de lamentar que los Estados Unidos se retiren del organismo de las Naciones Unidas encargado de librar ese combate”.

En diálogo con Contexto, el sociólogo e investigador Atilio Boron aseguró que “Estados Unidos e Israel son dos Estados parias. Se retiran porque están en contra de la legalidad internacional, de la normativa internacional, de los acuerdos de derechos humanos”.

“Estados Unidos e Israel son dos Estados parias. Se retiran porque están en contra de la legalidad internacional.”

“Es lamentable esta actitud. Evidentemente prevaleció el odio contra la causa palestina y la efectividad del lobby israelí, que influye fuertemente en algunas de las decisiones que toma el gobierno de Estados Unidos”, remarcó.

Por último, Boron afirmó que “Estados Unidos e Israel son dos Estados que se apartan de la legalidad internacional, pretenden imponer prepotentemente su criterio y dañan a unas de las instituciones más nobles creadas en el marco de las Naciones Unidas, como es el caso de la UNESCO”.